Lanzan la campaña de Astori en la Argentina

Dirigentes abrieron un local partidario
En busca del voto de unos 40.000 uruguayos que residen en la Argentina, dirigentes del oficialista Frente Amplio alineados al precandidato presidencial Danilo Astori inauguraron anoche en Buenos Aires una sede para promocionar la campaña del senador con vistas a las elecciones internas del próximo 28 de junio.

La inauguración de la Casa de Uruguay en la Argentina, en Corrientes 2945, contó con la presencia del vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, y el senador Rafael Michelini, vocero de campaña del ex ministro de Economía.

El principal rival de Astori en las internas es el senador tupamaro José Mujica, que según los últimos sondeos aventaja por más de 10 puntos al candidato del presidente Tabaré Vázquez.

"Estamos trabajando para revertir las encuestas. Por eso vinimos a hacer campaña a la Argentina", dijo a LA NACION Nin Novoa, que se mostró convencido de que el "voto silencioso" será decisivo para la victoria de Astori en las internas del Frente Amplio. En tanto, Michelini consideró que la Argentina es "una plaza importante".

Unos 300.000 uruguayos residen en la Argentina, de los cuales unos 40.000 se encuentran en condiciones de votar tanto en las internas como en las elecciones presidenciales. Para ello, los uruguayos deben viajar a su país, porque no está habilitado el voto consular.

"Estoy convencido de que el Frente Amplio volverá a ganar las elecciones y en las internas del 28 de junio se va a elegir al próximo presidente", señaló días atrás Astori, que no concurrió a la inauguración. El candidato, que viajará a Buenos Aires el 4 de junio para encabezar un acto, fue internado ayer en una clínica privada por una neumonía aguda.

Mujica, por su parte, ya lanzó su campaña en la Argentina. La semana pasada se reunió en el barrio porteño de San Telmo con un nutrido grupo de uruguayos.

Por otro lado, Nin Novoa y Michelini encabezaron ayer un acto en el Parque de la Memoria en homenaje a desaparecidos uruguayos durante la última dictadura militar argentina.

El encuentro fue motivo de nuevos roces entre los gobiernos argentino y uruguayo, debido a que no asistieron ni el canciller Jorge Taiana y ni el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.

Comentá la nota