Lanzan un ambicioso plan para mejorar el servicio de salud

Entre otras medidas figuran la contratación de personal, la ampliación de turnos y atención nocturna. Además se definirán acciones para mejorar la infraestructura y el equipamiento de las salas.
El gobierno municipal comenzará a revelar en los próximos días el contenido de un ambicioso plan con el que se buscará mejorar de manera sustancial el sistema de atención primaria de la salud. Según pudo saber LA CAPITAL, la semana que viene el intendente Gustavo Pulti se encargará de dar a conocer públicamente una gran cantidad de medidas con las que su gobierno intentará revitalizar el trabajo de los Centros de Atención Primaria (Caps), así como del resto de los servicios que ofrece la Municipalidad en materia sanitaria.

Concretamente, el plan apunta a poner en práctica medidas para solucionar los principales déficits que, desde hace años, se advierten en el sistema de salud pública que se encuentra bajo la órbita comunal.

Entre otras cosas, el plan tiene prevista la contratación de más personal; duplicar la oferta de turnos, garantizar la atención nocturna en algunos establecimientos y reformular el servicio de atención de emergencias en la vía pública. Además está previsto seguir adelante con la remodelación y la reparación de varios edificios donde funcionan las salas barriales y dotarlos de nuevo equipamiento e insumos.

La actual administración municipal aspira a dejar su impronta en materia sanitaria, por lo que desde hace varios meses viene trabajando de manera sostenida en ese sentido. En lo que va del año ya se encararon reformas y ampliaciones en las salas de los barrios Las Heras, Libertad, Las Américas, el Centro Nº 2 de la calle Guanahani y del Iremi, ubicado en San Martín al 3600. Además fueron contratados 51 profesionales, entre médicos y enfermeras, quienes comenzarán a desempeñarse a partir de noviembre. "A 10 meses de asumir hemos hecho algo, pero todavía tenemos que lograr mucho más", le dijo días atrás el intendente a LA CAPITAL.

Las limitaciones y deficiencias con las que viene funcionando desde hace años la salud pública municipal son más que evidentes, lo que constituye un verdadero problema en una ciudad donde existen miles de familias sin cobertura social. "El gran problema es que históricamente se le dedicó entre 5% y el 6% de todo el presupuesto municipal a la salud, lo que a todas luces ha sido insuficiente para desarrollar cualquier acción y provocó que la infraestructura se deteriorara al máximo", señaló a este diario el secretario de Salud de la comuna Alejandro Ferro.

Fue este funcionario quien confirmó ayer que en días más el intendente se encargará de dar a conocer la batería de medidas previstas para revertir la precaria situación en la que se encuentra el sistema de salud municipal y aseguró que también dará precisiones acerca del modo en el que será financiado el plan.

Trabajo en conjunto

Según se supo, desde hace varios días el Departamento Ejecutivo viene trabajando junto a los concejales de distintos bloques, a quienes les adelantaron los proyectos para el área, con la intención de obtener apoyo político antes del debate que necesariamente habrá de darse en el ámbito del cuerpo Deliberativo.

"Se ha analizado la manera de generar una financiación autóctona para ejecutar este plan, ya que la atención primaria es una responsabilidad esencial de la Municipalidad", explicó Ferro sin abundar en detalles.

Una de las primeras medidas previstas por la actual gestión consiste en la incorporación de personal, entre promotores, médicos y enfermeras.

La idea es asignarles a los promotores la tarea de recorrer los barrios para dedicarse a la prevención y a la difusión de hábitos de vida saludables.

Un dato estadístico que preocupa a las autoridades locales, por ejemplo, es el que indica que en Mar del Plata existe una alta tasa de enfermedades cardiovasculares derivada de los malos hábitos alimentarios. Al disponer de mayor cantidad de médicos y enfermeras, el municipio también aspira a extender el horario de atención de las salas.

Según Ferro, uno de los grandes problemas del sistema es la "escasa oferta" de turnos y el hecho de que la mayoría de las consultas se desarrollen en horario matutino. "El 80% de las actividades en los Caps se hace a la mañana, sólo el 20% a la tarde. Queremos mejorar la oferta de los lugares de asistencia, la calidad y el nivel de complejidad de los centros de salud", explicó por último el secretario de Salud.

Comentá la nota