Lanús lo dio vuelta, volvió al triunfo y ahora es puntero

Lanús lo dio vuelta, volvió al triunfo y ahora es puntero
Lima puso a Central arriba, igualó Blanco y desniveló Lagos. Vélez, que juega hoy, quedó un punto abajo.
Central jugó un tiempo como para alejarse de la Promoción, pero extrañamente todo lo bueno que había hecho lo dejó de hacer después del descanso. Lanús, que había jugado una primera mitad como para olvidarse de cosas importantes, jugó el complemento como para que la gente se ilusione en grande. Hubo premio para la perseverancia de los locales, y castigo para la pasividad de los visitantes. Por eso, de la mano de su trío de Selección, Lanús es -al menos hasta que hoy juegue Vélez- el único líder del Clausura.

Al comienzo Central trató de hacer circular de manera asociada. Una meta que cumplió más y mejor cuando el juego pasó por Ezequiel González. Especialmente cuando el Equi se movió por izquierda y se juntó con Kily -el "otro" González-, con Vizcarra y en algunos pasajes con Moreno y Fabianesi para triangular.

Si Central no tuvo más claridad en el primer tiempo fue porque, Lanús estuvo muy retrasado en el campo, una cuestión en la que tal vez influyó el golpe anímico de la salida de Diego Valeri por una lesión en la rodilla a los diez minutos (el volante se suma a la lista de lesionados en la que ya estaban Graieb, Hoyos, Viera...)

Pero además de las lesiones, hubo jugadores de Lanús como Quintana, que antes de esta fecha se apresuraron a llegar al límite de amarillas para "limpiarse" antes del clásico con Banfield de la semana que viene. Un apresuramiento que el equipo tal vez pagó anoche con una defensa con déficit de experiencia.

Esa inexperiencia, justamente, le dio la oportunidad a los visitantes cuando Macalik volteó en la puerta del área a Moreno y Fabianesi. El tiro libre lo tomó Lima de zurda, la pelota se elevó en una comba pronunciada; parecía que se iba afuera -lo mismo debe haber pensado Bossio-, pero dio en el palo y entró. Cuatro minutos después -esta vez la infracción fue de Salomón, que llegó a la quinta amarilla-, Ezequiel González estuvo cerca de aumentar con otro tiro libre. Lanús sufría por falta de juego colectivo, y sólo atinaba a responder con algunos intentos individuales. El partido cambió por completo en el segundo tiempo. Porque Zubeldía acertó al mandar a la cancha al paraguayo Ledesma -fue clave- por Salomón; porque Sand siguió derrochando entrega, Blanco levantó y jugó una segunda parte impecable; porque Lanús tuvo actitud y fútbol para asumirse como candidato y remontar un desarrollo adverso. A todo eso hay que agregarle que enseguida los locales encontraron premio: al minuto Blanco, Lagos y Sand se encontraron en una combinación y finalmente Blanco remató al gol.

Central, que en lugar de continuar lo bueno que había hecho en la primera mitad pareció volver de los vestuarios a ver qué pasaba, sintió el golpe y le costó reaccionar. Tampoco Russo encontró respuestas.

Lanús siguió sumando oportunidades: Broun salvó su arco tras un zurdazo de Lagos; Salvio reventó el travesaño tras otra buena jugada colectiva. Pero llegó el minuto 25, Blanco hizo magia de nuevo por la derecha y sacó un centro y Lagos, de cabeza, marcó el 2-1.

Hubo después más peligro en el arco de Broun, un poco menos en el de Bossio. Pero el marcador no se movió. Lanús es puntero y espera confiado el clásico con Banfield.

Comentá la nota