A Lanús sólo le sirve ganar

Lleva 49 años sin ganarle a Vélez en Liniers por torneos locales. Luego juegan Banfield-Argentinos.
Lanús buscará tres puntos de oro para mantener viva su ilusión de pelear el Apertura hasta el final. Pero, por la historia, no tendrá un adversario fácil en este Vélez que llegará en la semana donde renunció su director técnico (Hugo Tocalli), reemplazado por dos interinos de la casa: Pedro Larraquy y Eduardo Pino Hernández, de la cuarta y quinta división, quienes dirigirán los dos partidos que le faltan al equipo de Liniers. Lanús está a cuatro puntos de Boca. Tiene que ganar sí o sí para seguir vivo. Si pierde, automáticamente quedará afuera de la lucha por el título. Y si empata, verá altamente comprometida su chance.

"Tenemos la ilusión de ganar y luego que pase lo que el de arriba quiera. Que Lanús llegue a la última fecha con chance sería un lindo y merecido premio", sostuvo Luis Zubeldía. Claro que desde hace 49 años Lanús no le gana a Vélez por torneos locales en el Amalfitani. "Lo estadístico trato de dejarlo de lado", comentó Zubeldía, que pondrá por sexta vez consecutiva el mismo equipo.

En Vélez se fue Tocalli y dejó su frase picante cuando ayer se despidió del plantel: "Yo quería terminar mi contrato. No tomé la decisión. Fueron los dirigentes. Ellos decidieron no renovarme y yo decidí no dirigir estos partidos. Me sentí de más y renuncié". Vuelve Víctor Zapata, tras las dos fechas de suspensión, y la duda está entre Gastón Díaz o Waldo Ponce.

En el segundo partido de la jornada, Banfield recibirá a Argentinos Juniors, donde Pipo Gorosito comenzará a despedirse. Una vez terminado el torneo se mudará de La Paternal a Núñez. Ambos equipos suman 22 unidades. Banfield necesita ganar para engrosar su discreto promedio (1,237) y llegar a los 25 puntos, el objetivo que se trazó el cuerpo técnico que encabeza Jorge Burruchaga.

Comentá la nota