LANÚS | SOLICITAN MÁS PATRULLAJE Vecinos de la región denuncian robos y piden más seguridad

En las inmediaciones de un hipermercado de la calle Rivadavia y Emilio Castro, en Lanús, vecinos y comerciantes aseguran ser víctimas de hechos de inseguridad "a toda hora del día". Algunos empleados del centro de compras describieron a Info Región cómo ocurrieron los sucesos. Exigen mayor cantidad de patrullaje para ponerle un freno a la "ola de delitos".

Vecinos y comerciantes del partido de Lanús aseguran que en las últimas semanas se vivieron "varios episodios" de inseguridad, por lo que pidieron que se realicen mayores patrullajes para prevenir la ola delictiva.

El lugar al que hicieron referencia en diálogo con Info Región fue en los alrededores del hipermercado Coto, sobre la avenida Rivadavia entre Maza y Emilio Castro. Afirman que allí se registraron "asaltos a mano armada" y "violencia física" a transeúntes "a cualquier hora del día".

En la parada del colectivo de la línea 247, a la altura de la calle Warnes, se produjeron varios robos, ya que la zona "carece de iluminaria". "Además de la oscuridad, el asfalto está en mal estado, lo cual imposibilita el recorrido de los automovilistas, también victimas de la inseguridad del lugar", resaltaron.

Últimamente, comerciantes y personas que viven en el barrio son asaltados por ladrones que atacan abordo de motos, bicicletas o también que se trasladan a pie.

"El 27 de marzo me robaron en la puerta de la maderera, no llegué a tocar el timbre. Se me acercaron dos pibes que venían en una moto, eran las doce del mediodía, había mucha gente en la calle", relató Estela empleada de la maderera Paraíso que está en la zona.

Como a Estela, empleadas del centro comercial Coto también resultaron víctimas del problema que ya se volvió una preocupación "para todos".

"A mí me tiraron de los pelos. Salía del hiper y se acercaron unos pibes y me quisieron robar, pero justo salió uno de los chicos de seguridad que trabaja conmigo y me ayudó. Por suerte no me robaron, pero me golpearon y la pasé muy mal", describió Natalia, que prefirió resguardar su apellido.

Como Estela y Natalia, los casos se repiten. Oscar, es empleado de la remisería "San Jorge", ubicado en Rivadavia y Maza. En charla con este diario también dio a conocer su malestar por lo que viene ocurriendo. "El barrio es tierra de nadie, te roban a toda hora, la policía no aparece, nunca ves un patrullero por acá. Y tenés chorros de todas las edades, desde tipos grandes, hasta menores, la mayoría viene de la villa", resaltó el hombre.

Estela, por su parte, indicó que cuando le robaron llamó por teléfono a la comisaría de Lanús, pero "jamás" la "atendieron". "Me acerqué hasta allá y no me quisieron tomar la denuncia, la verdad que es una vergüenza". destacó.

Lo cierto es que en otros casos consultados, admiten que no se acercaron a realizar el trámite ante la polícia, tal vez por desconfianza a que se pueda lograr una solución.

"Para qué voy a hacer una denuncia si igual lo que robaron no va a aparecer y quienes me robaron menos, así que es perder el tiempo, cuando me sacaron la billetera y el teléfono bajo amenaza de arma dejé las cosas como estaban", desató Emilio García, que también vive en la zona.

Los vecinos sufren hechos de robo y de violencia por parte de delincuentes que muy pocas veces superan la mayoría de edad. Los sucesos son a diario y en todos los horarios, pero durante la noche se recrudece.

"Los chorros no sólo te aparecen por donde menos los esperás, en muchos casos se juntan en la esquina de Warnes, justo donde está la parada del 247 o del lado de Moreno, en esa esquina siempre hay pibes tomando que te arrebatan", relató Oscar.

Por ello, solicitan al intendente, Darío Díaz Pérez que refuerce la seguridad de los barrios del distrito, para ponerle un freno a la inseguridad.

"Nostros pagamos nuestros impuestos, es hora de que se haga algo, no queremos terminar en una tragedia, es importante que se tome conciencia, que las autoridades sepan lo que ocurre", resumieron.

Comentá la nota