LANÚS | PARTIDO JUSTICIALISTA Regueira reconoció que en el oficialismo esperaban "una elección mejor"

La quinta candidata por el oficialismo, Griselda Regueira, reconoció que la performance en las urnas no fue la esperada y que el oficialismo descontaba renovar entre "seis y siete concejales". Además, calificó el revés del electorado como un "voto castigo" que tuvo "más que ver con un arrastre nacional que con la gestión distrital".
La edil Griselda Regueira, sexta en la lista del Frente Justicialista que encabezó el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, reconoció ayer que esperaban redondear "una elección mejor" que le permitiera renovar entre "seis y siete concejales, como mínimo," y no terminar "con tan poca diferencia de votos" con el frente Unión-PRO.

Asimismo, aseguró que nunca tuvo dudas respecto a su permanencia en el Cuerpo deliberativo, al tiempo que advirtió que ésta quedó confirmada "en el momento en el que el Intendente se adjudicó la victoria en el distrito".

"Hay que contar los votos en La Plata, pero la victoria ya está definida. Los números que manejamos nos dan ganadores y por lo tanto corroboran que sacamos cinco concejales", manifestó la edil con mandato hasta diciembre que, con la renuncia del Jefe Comunal a su banca, estaría quedándose con la quinta banca.

A renglón seguido, la kirchnerista reveló que la aspiración del sector era conseguir un triunfo "más contundente" en las urnas y ató la merma en el apoyo del electorado a "una cuestión de arrastre nacional" que influyó negativamente "en la gestión distrital".

"En general lo veo más cómo un voto castigo que como un respaldo a la oposición. Nosotros acá nos veíamos como claros ganadores y esto fue una sorpresa", completó.

Llegado el tiempo del análisis local, apuntó como una de las causas del rechazo de buena parte del electorado a la serie de acontecimientos vinculados a la inseguridad a los que debió hacer frente el gobierno de Díaz Pérez.

Enumeró en este punto "el asesinato de Daniel Capristo, los incidentes de Acuba, la toma de la Intendencia y otros momentos difíciles", para después aventurar que esto "quizás haya causado un cierto enojo en la gente".

Los números oficiales cuando restan escrutar apenas 48 de las 1062 mesas dan ganador al pro-peronismo con el 33.04 de los votos, apenas unas décimas más que el Frente Justicialista (32.72).

Pese a que desde el oficialismo se proclaman ganadores –aseguran que por una diferencia de apenas casi trescientas adhesiones- lo cierto es que el paso por las urnas dejó descontentó a un Díaz Pérez que confiaba partir de un piso de siete ediles, y terminaría metiendo cinco de manera ajustadísima.

Respecto al nuevo Concejo Deliberante que se abrirá tras el resultado de la elección, donde el arco opositor crecerá en número, Regueira aseveró que "no habrá grandes cambios en el modo de trabajar" si los demás espacios "son responsables".

"Durante esta etapa no tuvimos mayoría pero recibimos el apoyo de la oposición siempre que se trataron cuestiones importante. Si eso se mantiene y son responsables creo que seguiremos son tener problemas", completó.

Comentá la nota