LANÚS | PARTIDO JUSTICIALISTA Bianchi aseguró que desde el FUP no piden la renuncia de Pampuro

El ex secretario de Gobierno de Lanús aseveró que su sector no impulsa la dimisión del senador a la conducción del PJ local ni respalda el pedido de algunos sectores del peronismo disidente.
Además, reconoció fisuras en el seno de su agrupación y aceptó que es cierto que la relación con la diputada Marcela Pérez de Ibarra no goza de buena salud. "Hay diferencias de criterios y algunas divergencias", admitió.

El referente del Frente de Unidad Peronista (FUP) y ex secretario de Gobierno de Manuel Quindimil, José Luis Bianchi, aclaró ayer que el espacio no es parte ni acompaña la jugada que impulsan desde algunos sectores del peronismo disidente para desbancar de la presidencia del Partido Justicialista local al senador nacional José Pampuro.

En el marco de una charla con Info Región, el ex funcionario municipal remarcó que "la gente el 28 no votó pensando en el PJ de Lanús" y advirtió que la reestructuración de la fuerza se "debe resolver a través de los cuerpos orgánicos" a su debido tiempo.

"La reconstrucción deberá definirse en el Congreso provincial a través de los distintos congresales porque hoy hay temas que para la sociedad son más importantes y profundos", completó.

De este modo dejó en claro que desde el sector que contiene a los ex manolistas no se acoplarán al pedido de, entre otros espacios, el MAP de Orlando Gandini y el peronismo denarvaísta que encabeza Roberto "Chirola" Díaz.

No obstante, sí se mostró a favor de un pronto reacomodamiento partidario para lograr que en 2011 "las candidaturas para cargos electivos se den a través de internas abiertas y simultáneas".

"No puede volver a suceder lo de este año. Las elecciones fueron una gran llamada de atención para toda la dirigencia política y en adelante será necesario darle un marco de mayor legitimidad tanto a los aspirantes como a los programas y proyecto", expresó antes de recalcar que para lograr eso, el peronismo deberá "pasar por una reestructuración".

Aceptó a continuación que el FUP no es ajeno a ese proceso y que existen "divergencias" internas que auguran un período de reacomodamiento. En este punto reconoció que hay diferencias con el resto de los dirigentes de la conducción, entre ellos, la diputada provincial de Unión Peronista Marcela Pérez de Ibarra.

"Hay diferencias de criterios y algunas divergencias respecto a cómo conducir políticamente", aceptó aunque enseguida apuntó que éstas no alcanzan para hablar de fracturas en la agrupación. "No me animo hablar de un quiebre porque con el grueso de los dirigentes seguimos trabajando. Creo que hay que seguir puliéndolas (por las diferencias) y en caso de no poder conciliar las opiniones serán los compañeros los que decidan cómo se ubican", añadió.

Por último, el dirigente justicialista se refirió al apoyo público que brindó Pampuro a Díaz Pérez para que busque su reelección en 2011 y criticó que "en tiempos donde hay cuestiones más importantes, se hable de estos temas".

"Ahora es momento para poner énfasis en otras cosas, hay que escuchar lo que dijo la gente que no se pronunció sobre los próximos candidatos sino de temas como la gripe A o los gravísimos problemas de violencia", sentenció.

Comentá la nota