LANÚS: El oficialismo no dio quórum y se suspendió la sesión convocada por la oposición

El bloque del FpV no bajó al recinto y truncó así la extraordinaria que impulsó la oposición con el propósito de renovar la demanda de información en materia de Seguridad y pedir explicaciones sobre la responsabilidad del Municipio en el incendio de la química de Caraza. "Si quieren hacer una sesión que hagan las cosas con seriedad", dispararon desde el oficialismo.
El oficialismo de Lanús devolvió el golpe parlamentario recibido en diciembre último, cuando no pudo desactivar la interpelación de varios funcionarios del área de Seguridad, truncando ayer una sesión extraordinaria convocada por la oposición.

La estrategia del bloque del Frente para la Victoria fue legal y oportuna: aprovechó que el arco convocante no lograba por sí mismo dar quórum y a último momento decidió no bajar al recinto.

De ese modo logró bloquear el tratamiento de una serie de expedientes entre los que se destacaban el pedido de nuevas explicaciones al Ejecutivo respecto al uso de los fondos destinados a mejorar la Seguridad en el distrito e información sobre las actuaciones y responsabilidades del Municipio en el incendio de la "Química Martínez" de Villa Caraza.

"Si quieren hacer una sesión que hagan las cosas con seriedad. Nosotros estamos dispuestos a discutir cualquier tema, pero para convocar una extraordinaria deben contar por lo menos con las 13 firmas necesarias, sino no es serio", remarcó ayer, en el marco de una ronda de prensa, el jefe de la bancada kirchnerista, Héctor Montero.

Desde la oposición, en tanto, reconocieron la "legalidad" de la jugada política del oficialismo, pero cuestionaron que se haya hecho luego de haber comprometido el respaldo para llevar adelante la reunión.

"Arreglamos con el titular del Concejo (José Luis Pallares), con el concejal (Héctor) Lolo Vélez, en representación del presidente del bloque oficialista, y con el resto de los presidentes que se iba a hacer el día viernes. Estaba la alternativa de hacerla martes o miércoles, pero finalmente acordamos que se iba a hacer hoy", aseguró el jefe del bloque del PJ, Omar López.

Luego, consultado al respecto, Vélez desmintió la aseveración al remarcar que si bien se había "hablado sobre algunos de los temas a tratar", nunca partió del oficialismo la promesa de que darían quórum.

Desde el Acuerdo Cívico y Social, Mariano Amore también criticó la postura de los leales al Intendente y su poca predisposición al diálogo. Es que, según afirmó, en la reunión previa la oposición propuso "la posibilidad de consensuar de cambiarla si había alguna cuestión, aseveración o párrafo que los incomodara".

"Lo importante eran las explicaciones del caso (en referencia a los vecinos evacuados tras el siniestro en la química), pero nos dijeron que no, que era una cuestión política y que apelaban a este recurso de no dar quórum, que no les importaba consensuar ningún tipo de expediente ni tratar de llegar a un acuerdo para que la sesión prosperara", sostuvo el dirigente del ARI.

Según fuentes extraoficiales, en la Conejo había 19 ediles: los 10 que bajaron al recinto en representación del PJ, el PRO y el ACyS; el presidente del Cuerpo, y ocho oficialistas. La lista de ausentes, en tanto, estuvo conformada por Paola Rezzano(LdS), Stella Maris García (SI), Gabriel Di Masi y Cristian Bossio (ambos de Unión Pro-peronista) y el justicialista Daniel Piccolo.

La oposición denunció desvió de fondos de Seguridad a Obra Pública.

Confirmada la suspensión de la asamblea, la oposición brindó una conferencia de prensa en la que, además de cuestionar la decisión del oficialismo, precisó cuáles eran los temas que se pretendían tratar.

En ese marco, los concejales Amore y Carlos Barbagallo dieron cuenta de una sospecha de desvíos de fondos afectados al plan de Seguridad financiado por el Gobierno nacional a Obra Pública.

"Se privilegió la obra pública por sobre la seguridad. Es una decisión política, y queríamos saber si es legal hacerlo mediante una consulta al Tribunal de Cuentas", indicó el edil del Acuerdo, al tiempo que recordó que la indagación se puede "hacer mediante una sesión o una nota" al organismo revisor "que para los concejales es lo mismo", pero muestra "la falta de intención de consensuar" del oficialismo.

El hombre macrista, en la misma línea, indicó que las dudas surgieron a partir de la propia documentación que envió el Ejecutivo al Cuerpo, y advirtió que la cantidad en juego son los "5 millones 700 mil pesos que ingresaron el 13 de junio en una cuenta de fondos exclusivos para seguridad".

Como consecuencia de la caída de la sesión, también quedaron truncos un proyecto del PJ que solicitaba al Municipio que intervenga para proveer de seguridad al personal municipal y vea "la posibilidad de instrumentar una remuneración bajo el rubro riesgo de trabajo.

Además, tampoco se dio espacio a las iniciativas de Unión-Pro y el ACyS en las que se pedía se envíe la documentación respaldatoria del ejercicio económico de 2009 y se informe sobre el pliego de Bases y condiciones del contrato con Covelia para comprobar si está incumpliendo sus obligaciones con la Comuna en una zona experimental de recolección de residuos en Gerli este.

No obstante, desde el oficialismo tanto Montero como Vélez aseveraron que el espacio ya solicitó esa información al secretario de Política Ambiental, Ricardo Jilek, y que el informe será remitido en los próximos días al Concejo.

Comentá la nota