Lanús - El fenómeno

Lanús -  El fenómeno
Las apariciones de los valores surgidos en el club siguen dándole buenos resultados al líder del Clausura; desde Diego Lagos y Cristian Menéndez hasta los consolidados, como Sebastián Blanco y Matías Fritzler; la estructura no se resiente
Una estructura rodeada de jóvenes también consigue regularidad, palabra mágica para los equipos de primera. Lanús, líder del Clausura, la consiguió entre algunos futbolistas de experiencia y muchos valores surgidos del club. Cada vez son más y en casi todos los puestos. Entra uno, sale otro y casi nada se modifica. Todos saben lo que quieren.

Lanús mantuvo una línea con apenas unos retoques de aquel campeón en el Apertura 07. Poco cambió en un año y medio. La asunción de Luis Zubeldía en la dirección técnica continuó el proyecto de Ramón Cabrero, que se mantiene ligado en la función de coordinador. El sistema no se modificó: sigue el 4-4-2, que, según las circunstancias y los adversarios, a Zubeldía le gusta cambiar al 4-2-4. El plantel tampoco tuvo variantes sustanciales. Sin Walter Ribonetto, ahora en Central, reapareció con fuerza el brasileño Jadson Viera, recuperado de la rotura del tendón de Aquiles izquierdo. Transferido Agustín Pelletieri a Panathinaikos, de Grecia, Diego González ocupó con solvencia el puesto de volante central. La venta más importante fue la de Lautaro Acosta a Sevilla, de España, pero Santiago Biglieri y Diego Lagos cumplieron cada vez que les tocó. La fábrica de jugadores no se tomó descanso.

Ahora sí conviene adentrarse directamente en 2009, cuando los granates se zambulleron con igual ambición -aunque por ahora con distintos resultados- en la doble competencia. Zubeldía no dudó y empezó la rotación desde temprano. "Vamos a poner equipos competitivos en los dos campeonatos. Los partidos los sigo tranquilo porque la idea está clara", dijo el DT. Y fue entonces cuando las piezas fueron de un lado a otro y, sobre todo en el Clausura, el funcionamiento no se resintió.

Aquellos que rodearon al plantel en los últimos tiempos afirmaron que la mejor manera de reforzarse fue no haberse desprendido del goleador José Sand (28 años), a punto de llegar a los 50 goles en un año y medio en el club, y haber recuperado a Diego Valeri (22), tras una larga pubialgia y un par de desgarros. A ellos se agrega la experiencia de Carlos Bossio (35), Rodolfo Graieb (34), Maximiliamo Velázquez (28), Santiago Hoyos (26), Sebastián Salomón (30) y la del mismo Viera (27).

Todos fueron acompañados por productos genuinos de la cantera, que tiene la misma metodología de trabajo que la primera. Y tal vez allí esté uno de los secretos del líder, que cambia los nombres, pero no el estilo ni la cosecha. Hay varios puntales. Por eso valen las presentaciones. Matías Fritzler (22), combativo y criterioso a la vez; a su lado, Diego González (21), su socio en el quite. El brillo queda a cargo de Sebastián Blanco (21), quizás el más conocido y varias veces mencionado como posible convocado al seleccionado; Lagos (22), de imprevisible gambeta en los tramos finales; Eduardo Salvio (20), hombre de los seleccionados juveniles, actualmente lesionado, y la última aparición fue la del marplatense Cristian Menéndez (20), entusiasta y goleador. También aportan lo suyo Biglieri (22), Germán Cano (20) y Nicolás Ramírez (20). Todos avanzan juntos. El fenómeno sigue en marcha.

52 son los puntos en las posiciones acumuladas; también es el líder.

13 son las partidos invicto como local, con diez éxitos y tres empates.

3 son los debuts en el Clausura: Lugo, Marchesin y Zaninovic.

Caranta, cerca; Bossio...

Mauricio Caranta tendría en las próximas horas la libertad de acción y jugaría en Lanús. En tanto, el contrato de Carlos Bossio no sería renovado en junio.

Comentá la nota