Lanús no extrañó a Pepe y le puso un aplazo a la Academia

El equipo titular de Racing cayó ayer por 2 a 1 ante el que, por lesiones y puestas a punto, tiene como base de Lanús. Fue en un partido amistoso que se desarrolló en el Cilindro de Avellaneda y en el segundo encuentro, en el que Ricardo Caruso Lombardi dispuso a los suplentes, terminó igualado sin goles y a Luis Zubeldía le sirvió para ver en la cancha al reemplazante de José Sand: Santiago Salcedo. Los goles del Grana fueron de Sebastián Blanco y Diego Bielkiewicz.
Mientras que para la Academia descontó Pablo Lugüercio. Los tres tantos fueron en el segundo tiempo, lapso en el que el local mostró algo más que de actitud sobre el dominador Lanús. Por esa vocación del equipo de Zubeldía, que en el primer tiempo tuvo cinco chances claras, Pablo Santillo demostró los motivos por los que será el arquero titular de Racing.

Fue en los primeros 40 minutos -se jugaron dos periodos de igual cantidad de tiempo- cuando Lanús se mostró como el equipo aceitado que en los últimos años peleó un gran porcentaje de los campeonatos que jugó. Incluso el mismo juego vistoso que ensayó en la última copa Libertadores, sin buenos resultados. El Grana cambia las piezas -ya no están pilares como Rodolfo Graieb, Carlos Bossio o Pepe Sand-, pero su juego está intacto.

Con su tridente ofensivo conformado por Sebastián Blanco, Bielkiewicz y Santiago Biglieri fue letal: los dos tantos llegaron de centros de Saviolita para que sus compañeros de ataque definieran. En la primera etapa, Mauricio Caranta no tuvo trabajo y recién en el complemento tuvo ocasión de ser útil.

Si bien no tuvo el trabajo de Santillo (voló para sacar una pelota al corner, frenó un cabezazo abajo y sacó otro par con estiradas al límite a los rincones, por caso), Caranta se mostró en un buen nivel pese al poco roce que tuvo la temporada pasada.

Así como el punto más alto del local fue su arquero, la falencia estuvo por el sector izquierdo de la defensa, porque Matías Cahais no pudo con los embates de Biglieri, quien desbordó con facilidad.

Lanús se puso en ventaja al minuto de la segunda etapa, por medio de Blanco, quien en el área chica fusiló a Santillo. La jugada había empezado con un pelotazo en profundidad de Bielkiewick -el Polaco de aquí en más- para Bilglieri, quien llegó al fondo y mandó el centro atrás que el mismo jugador tomó para sacar un remate que Santillo logró despejar, pero la pelota le quedó a Blanco, quien no perdonó.

Eso despertó a Racing y Lanús se retrasó bastante, esperando por una buena contra que rematara el partido con su temible tridente de ataque. Otra vez Biglieri, a los 22 minutos, envió un centro desde la derecha para que el grito de gol sea del Polaco. Sobre el final, la defensa visitante se equivocó en la salida y Adrián Lucero robó la pelota para llegar hasta el fondo y tocar para Lugüercio, quien definió por arriba de Caranta.

Caruso Lombardi optó por sacar de la cancha a Claudio Yacob por un dolor en la espalda y a Franco Sosa por una paralítica que no le permitió seguir jugando: el DT no quiere lesionados.

En el segundo turno, se enfrentaron los equipos alternativos e igualaron sin goles, donde hizo su debut el paraguayo Salcedo para Lanús.

Racing formó con Jorge de Olivera; Gabriel Mercado, Marcos Cáceres, Diego Mengui y Cristian Tavio; Sebastián Rosano, Damián Ledesma, Marcos Brítez Ojeda y Pablo Caballero, Javier Velázquez y Valentín Viola.

En tanto, Lanús lo hizo con Agustín Marchesín; Hernán Grana, Jadson Viera; Rodrigo Erramuspe y Maximiliano Lugo; Eric Aparicio, Agustín Pelletieri, Diego González y Marcos Aguirre; Germán Cano y Santiago Salcedo.

Comentá la nota