LANUS / EMIR FASCCIOLI"No tenemos presión"

El defensor del Grana recupera el puesto en el final caliente del Apertura. Confía en Lanús y sueña con que los de arriba se derrumben por asfixia...
El partido se terminaba y estaba liquidado. Lanús ganaba 2-0 ante un Vélez ya rendido y, a los 44 minutos del segundo tiempo, poco pescado quedaba por venderse. Al menos eso parecía. Porque Saúl Laverni levantó su brazo derecho para mostrarle la 5ª amarilla a Santiago Hoyos y ahí empezaba a escribirse otra historia: la del regreso de Emir Faccioli a la titularidad. "En ese momento quería que le ganáramos a Vélez y no pensé en que iba a ser yo el que ocupara su lugar. Pero después supe que podía llegar a tener la oportunidad de entrar. Espero poder aprovecharla", asume ahora, a pocas horas de su vuelta, el zurdito rubiecito que supo ser una gran aparición en aquel 2007 mágico para la feligresía granate, junto con Carlos Quintana. Emir retorna después de tres meses de ausencia en la formación base, ya que por bajo rendimiento había sido relegado al banco. "Estoy muy contento por esta nueva oportunidad. Para mí es un desafío y trataré de aprovecharlo al máximo", tira el misionero.

Reaparecerá en una fecha de las más calientes en los últimos años. Lanús tiene chances de ser campeón; para ello debe ganarle a San Martín y esperar que San Lorenzo, Tigre y Boca pierdan o empaten para, cuanto menos, aspirar a una final.

-¿Es especial volver en un partido como éste?

-Es gratificante poder regresar en esta situación, sabiendo que todavía tenemos chances de salir campeones. Espero que pueda rendir bien.

-Lanús debe ganar y San Martín tiene que sumar para sumar promedio...

-Sabemos que ellos van a querer venir a buscar un buen resultado por su urgencia. Hay que tomarlo con calma e intentar hacer un gran partido para terminar un torneo muy bueno.

-¿Creés que se les abrirán espacios?

-Si nos dan espacios, trataremos de aprovecharlos. De mitad de cancha hacia adelante, los chicos están jugando una barbaridad...

-¿Hablaste algo con Zubeldía?

-Sí, ya estuvimos conversando. Me marcó algunas cosas del partido anterior que no debían repetirse. Igual, sé que tengo que estar tranquilo, además él me conoce muy bien.

-Necesitan, entre otros equipos, una mano de Banfield contra Tigre...

-Sí, je. Ellos tienen su partido y nosotros el nuestro. Pero primero debemos pensar en ganarle a San Martín y después que pase lo que tenga que pasar...

Su 1,85 metro denota la dureza de un defensor aguerrido y difícil de pasar. Sin embargo, su voz pausada y casi imperceptible invita a la reflexión amena. Por eso, antes de irse, Emir deja abierto el grifo de la esperanza. "Se está hablando mucho de que la tenemos difícil pero no tenemos presión. Eso nos da mucha tranquilidad".

En Lanús sueñan con que esta fe haga posible el milagro...

Comentá la nota