LANÚS | ELECCIONES Según Sosa, "el oficialismo perdió porque no llenó las expectativas de los vecinos"

El concejal electo por Unión PRO en Lanús destacó la elección que realizó su fuerza en el distrito y aseguró que el sector "no trabajará contra el Intendente" Darío Díaz Pérez en el Concejo Deliberante. Además, remarcó la importancia de que el oficialismo no mantenga la mayoría y consideró que la derrota kirchnerista se debió a la "incapacidad para escuchar a los vecinos".

El primer concejal electo del frente Unión PRO en Lanús, Martín Sosa, resaltó ayer la elección que realizó el sector en el distrito –donde hasta ahora se asegura cinco escaños en el Concejo Deliberante- y vinculó la derrota del Frente para la Victoria local a su "incapacidad para escuchar a los vecinos".

"El oficialismo perdió porque no llenó las expectativas de la gente en los barrios. Acá te hunden o levantan los vecinos y cuando se expresan hay que saber escucharlos", recalcó el futuro edil en declaraciones a este medio.

Asimismo, evaluó que en la voluntad del electorado hubo al mismo tiempo "un rechazo hacia la labor de (Darío) Díaz Pérez" al frente del gobierno y "un respaldo" a la propuesta del peronismo disidente y el macrismo. "La gente necesita de alguien que los escuche y que no se presten a cuestiones como las candidaturas testimoniales", apuntó.

En este punto, aprovechó para cargar contra el jefe municipal por ser uno de los primeros en adherir a la estrategia del kirchnerismo en el conurbano. "La gente quería un debate entre quien va a asumir los intereses de los vecinos y los demás candidatos, no tomar esto como un juego porque se termina así, como terminó el gobierno", indicó.

A partir de los cómputos conocidos hasta el momento, escrutadas el 95. 48 de las mesas, con un 33,04 de los votos Unión PRO supera al FpV (32,72) y al Acuerdo Cívico y Social (21,32).

De este modo tiene asegurado cinco representantes en el Parlamento y mantiene la expectativa de llegar a la media docena. De ser así, sumado a los dos que actualmente tiene, llegaría a los ocho ediles y se transformaría en la segunda minoría en el Concejo, y la primera fuerza de la oposición.

Sobre este punto, Sosa aseveró que el bloque no será "una férrea oposición al gobierno" y "no trabajará contra el Intendente". "Lo importante es que el oficialismo no mantenga la mayoría absoluta y pueda volver a haber diálogo entre las distintas fuerzas", completó.

Y sentenció: "Queremos sacar el distrito adelante y no poner trabas a nadie, para eso necesitamos trabajar todos juntos y retomar el debate que se perdió en el Concejo".

Comentá la nota