LANÚS | ELECCIONES Díaz Pérez define la lista del oficialismo en medio de disputas con el PJ

A menos de una semana para la presentación de las listas, el intendente local continúa barajando una lista de nombres con preeminencia de hombres del FpV y muy poca participación del PJ. Hasta el viernes se mantendrán las discusiones para evitar la cada vez más posible presencia de una colectora justicialista.
A cuatro días para la fecha límite estipulada por el Cronograma Electoral para la presentación de las listas que participarán de las elecciones legislativas del 28 de junio, el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, continúa sin definir cómo hará para que su intención de conformar una nómina con mayoría de candidatos kirchneristas no choque con las pretensiones de representación del "viejo justicialismo", ligado a Manuel Quindimil.

La decisión del flamante vice del PJ local sigue siendo la de encabezar la lista del oficialismo –de modo testimonial- para reconfirmar ante el electorado su compromiso con el Gobierno nacional y provincial.

Según cuentan sus allegados, sigue convencido de que en junio se pondrá "en juego la gobernabilidad" (así lo señaló en este medio cuando hizo pública su autopostulación) y por eso no bajó su candidatura pese a que desde buena parte del PJ, con José Luis Pallares a la cabeza, salieron a pedir que levante su postulación.

Sin embargo, en algunos círculos del justicialismo no genera tanto malestar esa determinación de "acompañar el proyecto" del Intendente sino otra aún más sensible a sus aspiraciones: la conformación de la lista.

Aunque no está confirmado, este medio pudo averiguar que para los primeros puestos de la nómina el mandamás comunal tendría en mente a dirigentes del Frente para la Victoria.

Así, como había anticipado Info Región semanas atrás, quien lo secundaría en la lista sería el jefe de la bancada oficialista, Héctor Montero; mientras que el primer cupo femenino quedaría en manos de la kirchnerista Griselda Regueira.

Detrás de ambos aparecería el nombre de otro hombre del FpV, hoy cuenta con más chances Alfredo Giorno que Juan Munin, auqnue, dentro del marco de "retribución" a los que le permitieron al mandatario llegar al Palacio Municipal no se descarta que finalmente vayan los dos.

El quinto lugar quedaría en manos de un representante del sector gremial (circula el rumor de que vendría del sindicato de canillitas) y recién el sexto de la lista general, es decir el quinto detrás de la candidatura testimonial del Intendente, sería para un justicialista ligado a la anterior gestión, cercano al senador José Pampuro.

Fuera de los primeros lugres quedarán entonces el resto de los actuales oficialistas que deben renovar (Vanina Castro y José Sierra) y los dos PJ a los que se les vence su mandato (Mario Moschino y Omar García).

Éste último por trayectoria y peso político parecía tener chances de buscar su reelección, aunque, tanto su estrecha vinculación con el anterior gobierno como su disputa con Díaz Pérez habrían hecho que sus posibilidades decrecieran.

"Hay límites morales y éticos que Darío respeta. No podemos poner en la lista a alguien contra el que tenemos un juicio", señaló un allegado al odontólogo, en referencia al conflicto legal que se desató entre ambos luego de que el edil denunciará en un medio local que la campaña del oficialismo había sido financiada de modo espurio.

Los próximos tres días serán clave para el futuro de la propuesta electoral que presentará el bloque FpV-PJ y, hoy por hoy, todo parece girar en torno a con qué recompensará el mandatario al sector que los oficialistas de primera hora denominan "viejo justicialismo".

Omar López, referente del Nuevo Espacio Peronista, adelantó días atrás que las conversaciones no están cerradas y que exigirán su representación en los primeros lugares de la lista.

Incluso, consciente de cuál es el armado que maneja el oficialismo, advirtió sobre la posibilidad de que una parte del espectro peronista flotante entre el kirchnerismo y los disidentes presente una colectora.

Así, a horas de la fecha tope, la presencia de una nómina paralela quedó atada al lugar en la lista con el que se le decida pagar al sector. La aspiración, según indicó el mismismo López, es ocupar uno de los primeros cuatro lugares.

Comentá la nota