EN LANÚS Detuvieron a un comisario y a dos oficiales por encubrir a piratas del asfalto

La detención se produjo ayer en la propia oficina de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, luego de que esos efectivos y otros cinco fueron citados por una causa iniciada hace casi un mes. Los efectivos están acusados de encubrir a una banda de piratas del asfalto.

Un comisario y dos oficiales de la seccional de Villa Diamante, en el partido bonaerense de Lanús, fueron detenidos y desafectados de la fuerza, acusados de encubrir a una banda de piratas del asfalto.

Fuentes de la investigación afirmaron que la detención se produjo ayer en la propia oficina de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, luego de que esos efectivos y otros cinco fueron citados por una causa iniciada hace casi un mes.

"Usted queda detenido", le dijeron primero al comisario Luis D’ Amico y luego a un oficial principal y a un inspector que lo acompañaban, mientras que a los otros tres les informaron que por ahora sólo quedaban desafectados de la fuerza.

A los tres policías se los acusa de los delitos de encubrimiento agravado y falsificación de instrumento público y mañana serán indagados por el fiscal de Avellaneda Guillermo Castro. La auditora general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad, María Alejandra Provitola, explicó que "las detenciones se decidieron en el marco de la política de `tolerancia cero` contra los policías que cometen delitos".

Esa disposición fue ordenada por el gobernador Daniel Scioli y por el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, del cual depende directamente Asuntos Internos con rango de subsecretaría. La investigación, que en total abarca a ocho policías, se inició el 24 de agosto, cuando dos efectivos de la comisaría de Wilde fueron detenidos en momentos en que iban en un auto como apoyo de un camión cargado de carne que minutos antes había sido robado por "piratas del asfalto".

El asalto se había producido en la localidad de Monte Grande, cuando los ladrones interceptaron a un camión Fiat Iveco con 88 medias reses, amenazaron al chofer y robaron el vehículo. A través de un rastreo satelital, se constató que el camión robado circulaba por Wilde, por lo que efectivos de varias seccionales de la zona salieron a buscarlo y lo detectaron en el Camino General Belgrano y Carbone, de esa localidad. Cuando los efectivos intentaron detener el camión, fueron recibidos a balazos por un grupo de hombres que se movilizaban en dos autos en apoyo del vehículo robado, por lo que se produjo un breve tiroteo en medio del cual uno de los autos logró fugarse.

Para sorpresa de los efectivos, en el otro vehículo, un Peugeot 206, fueron detenidos un adolescente y dos policías, luego identificados como el sargento Gabriel Rey y subteniente Leito, quienes prestaban servicio en la seccional de Wilde y fueron desafectados de la fuerza.

Según las fuentes, los policías tenían en su poder fotos en las que se veía un camión robado y un inhibidor satelital, el cual fue secuestrado en un allanamiento realizado en los últimos días en una oficina de la seccional de Villa Diamante, cuyo jefe, D`Amico, ya había sido desafectado de la fuerza por el caso. A partir de la detención de los dos primeros policías, Asuntos Internos inició una investigación que ya suma 200 fojas y fue entregada al fiscal Castro para que determine si los efectivos sospechosos intervinieron en otros hechos. La auditora Provitola explicó que "la investigación la efectuaron detectives de la DDI de Lomas de Zamora y de la Departamental de Almirante Brown", quienes trabajaron en forma conjunta tanto para Asuntos Internos como para la fiscalía y efectuaron una decena de procedimientos en la que también se detuvo a civiles.

"Esto es muy importante porque demuestra el interés por investigar de los policías que no se quieren ver manchados por los efectivos inescrupulosos. Además no se tuvo que recurrir a otra fuerza, ya que el primer dato para avanzar lo da la propia Policía bonaerense", destacó. Provitola agregó que desde que se inició la gestión de Stornelli se expulsó de la fuerza a 780 policías, en el marco de 11.500 causas abiertas.

Comentá la nota