LANÚS: Cortaron Yrigoyen para exigir soluciones por fallas en un comedor

Un grupo de personas se manifestó ayer frente al municipio de Lanús y pidieron colaboración para mantener le comedor "Con los chicos no", que funciona en el barrio Acuba.
Aseguran que hay problemas con los techos y dificultades para el sustento alimenticio. Unos 170 niños asisten a diario al lugar. Desde la Comuna se comprometieron a brindar ayuda esta semana.

Integrantes del comedor "Con los chicos no", del partido de Lanús, se manifestaron ayer en la puerta de la Municipalidad y cortaron la avenida Hipólito Yrigoyen al 3800 para solicitar la colaboración de las autoridades por "el mal estado" en el que se encuentra el lugar.

Uno de los responsables del comedor es Marcelo Rodríguez, que en diálogo con Info Región explicó los motivos de la protesta: "Fuimos a darle de comer a los chicos como lo hacemos siempre, como no tenemos techos ni bancos, queríamos demostrarle al municipio cómo le damos de comer diariamente a 170 chicos".

El espacio se conformó con un grupo de vecinos y se llama "Con los chicos no", queda en Madre Teresa y Pasaje San José del barrio Acuba de Lanús.

Tras dos horas en las cuales el tránsito estuvo restringido, los representantes del comedor fueron recibidos por el titular de la Dirección General de Economía Social dependiente de la Secretaría de Políticas Sociales, Culturales y Educación, Daniel Ledesma, quien se comprometió a ayudarlos "a partir del miércoles". "Nos falta el techo, los pisos y algunos elementos, como ollas, entre otras cosas, y nos dijeron que el miércoles nos iban a dar las chapas", indicó Rodríguez en charla con Info Región.

"Hasta ahora el gasto para el alimento sale de nuestro bolsillo, estamos gastando alrededor de 200 pesos diarios, y como la demanda aumenta no podemos dar respuesta sin colaboración", agregó.

El comedor "Con los chicos no" comenzó a funcionar en julio, allí trabajaban cuatro personas y al principio asistían 30 niños. Empezó como un emprendimiento familiar para ayudar a los más necesitados del barrio Acuba.

Rodríguez explicó que la idea de poner un comedor surgió al ver que "había muchos chicos que no tenían para comer ni ayuda social". "Hay mucha gente en el barrio que está indocumentada, y eso no les permite ir a la escuela", añadió.

La franja etaria de los niños que acuden allí es de 2 a 13 años, y en general provienen de los barrios 10 de Enero, Eva Perón y 12 de Abril, ya que es abierto a la comunidad. "En un principio nosotros lo hicimos para los habitantes del asentamiento Acuba, pero con el tiempo se fue agrandando y no le podemos decir que no a un chico que viene a pedir un plato de comida", detalló.

El tránsito estuvo cortado sentido a Lomas de Zamora, por lo cual los automovilistas debieron tomar la arteria Máximo Paz como alternativa.

Comentá la nota