LANÚS | CONCEJO DELIBERANTE Rezano aseguró que no endurecerá su posición en el recinto

La edil de LdS aclaró que si bien rechazó el Presupuesto que impulsó el oficialismo por entender que "es muy parecido al del año pasado", no modificará su postura y seguirá respaldando "todo lo que sea positivo para los vecinos".
"No vamos a cambiar la manera de trabajar que venimos teniendo hasta ahora", remarcó.

La concejal de Libres de Sur en Lanús, Paola Rezano, aseguró ayer que su negativa a acompañar el Presupuesto impulsado por el oficialismo para el año próximo no debe interpretarse como un "endurecimiento" de su postura dentro del recinto.

Ante la consulta de Info Región, la parlamentaria aclaró que el rechazo al cálculo de recursos de 469 millones de pesos se debe a que "es muy parecido al del año pasado" en su modo de distribuir las partidas, y no a un giro en su relación con el oficialismo.

"No vamos a cambiar la manera de trabajar que venimos teniendo hasta ahora. No vamos a tener una posición más dura, sino la misma", subrayó quien durante los años de "transversalidad" fuera parte del FpV.

Además, aseveró que desde su banca seguirá "estudiando cada proyecto en particular" para después "cuestionar y rechazar aquellos que se consideren negativos", como el aumento de tasas o la creación de un estacionamiento subterráneo en la estación ferroviaria. En tanto, aseguró que seguirá "acompañando todo lo que se positivo para los vecinos".

El viernes, el Cuerpo deliberante decidió, por voto de la mayoría, convalidar la proyección de gastos y erogaciones realizadas por el Departamento Ejecutivo para el ejercicio 2010.

Las mayores críticas de la oposición recayeron sobre 106 millones de pesos prometidos por el Gobierno nacional para obra pública y el artículo 33 del expediente, que prevé delegar en el Intendente la facultad de mover y crear partidas discrecionalmente.

Sobre la primera cuestión se manifestaron grandes dudas respecto al cumplimiento en los envíos; mientras que los denominados "súper poderes" volvieron a desatar la polémica por su capacidad para suspender la función de contralor del Concejo.

"Hay partidas que no pueden ser tocadas de ningún modo, como las destinadas a Salud y a Acción Social", remarcó Rezano, al tiempo que resaltó que la renovación de las facultades especiales "no garantiza que eso sea así por más buena voluntad que exista de no hacerlo".

En tren de críticas, la dirigente social lamentó que "tampoco se presente un aumento para los trabajadores municipales", y repudió la decisión del oficialismo de no dar lugar a la "participación de los ciudadanos" en la elaboración del cálculo de recursos.

"Pese a que fue una de las promesas de campaña todavía no se avanzó nada en la conformación de un presupuesto participativo. Creíamos y señalamos que este era un buen año para empezar con eso, pero no se tuvo en cuenta", se quejó.

Comentá la nota