LANÚS | CONCEJO DELIBERANTE Gómez pidió que el aumento de tasas no sea generalizado

En la previa de la reunión con el secretario de Hacienda municipal, Héctor Anido, el concejal del bloque ARI-Coalición Cívica de Lanús cuestionó que el nuevo incremento en las tasas impulsado por el oficialismo sea "igual en todos los sectores".
"Puede ser necesario una readecuación, pero no debe aplicarse de manera generalizada", subrayó.

El concejal del bloque ARI-Coalición Cívica y presidente de la Comisión de Presupuesto del Cuerpo, Pedro Gómez, relativizó la necesidad de una nueva suba en las tasas de servicios generales y rechazó la posibilidad de que sea aplicado "igual en todos los sectores" del distrito.

En la previa del encuentro que los ediles del área mantendrán hoy al mediodía con el secretario de Hacienda Municipal, Héctor Anido, el concejal aceptó que "puede ser necesario una readecuación" y no descartó el apoyo de su espacio en el recinto.

No obstante, aclaró que "es un tema que debe estudiarse en profundidad" y adelantó que en caso de no plantearse por zonas "va a ser imposible que cuente" con el respaldo del bloque.

"No debe aplicarse de manera generalizada. No puede recaer en todos los sectores del mismo modo, es decir, no puede plantearse un aumento similar en los sectores medios y populares que en los de nivel adquisitivo mayor", subrayó.

En este punto advirtió que un incremento indiscriminado "tampoco es la solución al problema financiero" de la Comuna y señaló que "podrían tomarse otros caminos para aumentar la recaudación".

"Puede darse el efecto contrario del que se busca con más evasión, que en el caso de Lanús siempre fue muy grande", advirtió el dirigente opositor, al tiempo que indicó que en cambio "deberían buscarse otros caminos, como la instalación de más industrias que den nuevas fuentes de trabajo".

Las versiones que circulan en los últimos días dan cuenta de que Anido anunciaría hoy durante la justificación de las nuevas ordenanzas fiscal y tributaria un aumento en la tasa de ABL de entre un 20 y un 30 por ciento.

El año pasado la gestión de Darío Díaz Pérez impulsó un cambio en la estructura tarifaria que terminó con un aumento que osciló entre un 25 y un cien por ciento. Dividido en categorías, las zonas residenciales sufrieron un alza del doble en sus tributos, mientras que en las zonas medias fue del 50 por ciento y en las periféricas de la mitad.

El argumento expuesto desde el oficialismo para la nueva "readecuación" radica en el aumento en los costos de los servicios que brinda y las subas salariales otorgadas a los empleados municipales.

Cabe destacar en este punto que el distrito es uno de los más dependientes de los fondos enviados por la Provincia, al punto tal de que su presupuesto se articula casi en un cincuenta por ciento sobre esas partidas.

Comentá la nota