LANÚS | CAMPAÑA Carrió, Alfonsín, Stolbizer y una visita con ribetes peronistas

La líder de la Coalición y el hijo del Padre de la Democracia desembarcaron ayer en Lanús para respaldar a los candidatos locales, resaltar "buenos augurios" que dan al Acuerdo los resultados de las últimas encuestas y recodar a sus seguidores que la "gran batalla" se libra en el Conurbano. En un acto de corte similar a los justicialistaS por el contexto y el colorido ambiente, Alfonsín pidió apoyó para llevar adelante una verdadera "Justicia Social", mientras que Carrió se mostró confiada en ganar por "robo en la Provincia".

No sólo por colorido, fervor y la asociación casi inmediata que los argentinos hacen entre el bombo y los actos peronistas. También desde lo discursivo los principales referentes de cada una de las dos fuerzas más importantes que conforman el Acuerdo Cívico y Social (ACyS) dieron sustento a esa percepción que tuvieron muchos anoche en el microestadio de Lanús de que se estaba en un encuentro justicialista.

En el marco de la campaña electoral con vistas a la legislativas la troupe del ACyS desembarcó anoche en el territorio gobernado por Manuel Quindimil por más de veinte años hasta 2007 para respaldar a sus candidatos locales, resaltar que las últimas encuestas "no oficiales" señalan al espacio como segunda fuerza en la provincia de Buenos Aires y reiterar a sus seguidores (para que se guarden bien de no perder de vista) que la "gran batalla" se da en el conurbano bonaerense.

Organizado por los militantes locales de la fuerza, con el concejal Mariano Amore y la aspirante a diputada provincial Natalia Gradaschi, el contexto en que llegaron los dirigentes estuvo acorde con la cantidad y el calibre de las visitas.

Bombos que casi nunca dejaron de sonar –ruido que perjudicó el discurso pausado de Margarita Stolbizer pero exacerbó el de Ricardo Alfonsín-, banderas y estandartes de varios de los distritos vecinos, le dieron el contexto de fiesta que se necesita para lo que Carrió y compañía venían a decir: "Se está segundo y se puede crecer todavía más en las próximas semanas".

Ese fue el precisamente el sentido de todos los discursos de la tarde noche, el del titular de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales; el del hijo del primer presidente tras la vuelta de la democracia, Alfonsín, y de quien encabeza la lista de la provincia, Stolbizer; incluso de la propia Carrió, tercera en la nómina de diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires, pero a priori nuevamente aspirante a la Jefatura de Estado en 2011.

Alfonsín, protagonista de la intervención más encendida –esa que se le reclamaba a los dirigentes de la Coalición-, fue el primero en reiterar que ahora se persigue el voto de los peronistas indecisos que no comulgan con el peronismo K ni con el disidente.

Tras recodar que fue el radicalismo el que devolvió "la paz y la democracia" en 1983 con la presidencia de su padre, reconoció que en ese momento no pudo "consagrar la Justicia Social", pero aseguró que el Acuerdo ahora está en condiciones de hacerlo.

"No pudimos parar la injusticia social porque los conservadores no pararon de ponernos palos en la rueda", disparó el segundo candidato a diputado provincial.

A su turno, redobló la apuesta en torno a la captación de voluntades justicialistas y aseguró que el 28 tenrán "cientos, miles de votos de gente que en su casa tiene pegada la foto de Perón y Evita".

"Somos la segunda fuerza de la Provincia y vamos colocar el próximo presidente de la Argentina", completó.

Llegado su momento, Carrió disparó con munición gruesa contra el justicialismo y acusó a la "década menemista" de ser la "responsable de crear una fábrica de pobres en el Conurbano".

"La mayor traición al peronismo la hizo el PJ metiendo en la pobreza a la gente", continúo la ex legisladora, completar con una crítica directa a Unión-Pro: "Nosotros estamos unidos, no nos desconocemos ni en los afiches, ni en las propagandas".

"Las encuestas del poder y el dinero van a decir que estamos terceros cómodos en la Provincia, no las escuchen", exhortó, mientras que en otro tramo de su discurso dijo: "Vamos a robar en la Provincia", en referencia los votos que espera conseguir el Acuerdo.

Al momento de dirigirse al espectro peronista, coincidió con Alfonsín en estimar su respaldo y en un intento de convencerlos recordó que "no hay Justicia Social sin República y no hay República sin Justicia Social".

Del encuentro, que se celebró pasadas las 20:00 en el microestadio Granate, frente al Parlamento local, participaron también la diputada nacional Patricia Bulrich, el candidato a esa Cámara Gerardo "Yerri" Milman, los candidatos seccionales para la provincia Walter Martello, Horacio Piemonte, Marcelo Díaz y los concejales locales Pedro Gómez y Susana Martins Rocha, entre otros dirigentes.

Respecto a Stolbizer, también señaló que "la elección en la Provincia se define en el conurbano" y valoró que en una reciente recorrida por el interior del territorio bonaerense los candidatos del sector no hayan recibido escraches, en clara alusión al sufrido por el gobernador Daniel Scioli en Lobería, la semana anterior.

"Recibimos todo el afecto de los sectores productivos y los trabajadores y ningún tipo de escrache", ponderó tras aseverar que allí las encuestas dan como ganador al espacio.

"Somos la única fuerza que puede defender con garantías los derechos de nuestros trabajadores de la tierra", indicó luego la parlamentaria, para volver al Conurbano, y remarcó: "Es aquí donde tenemos que definir la elección".

Asimismo, recalcó que "no hay que caer en la trampa de las falsas opciones". "No pasará demasiado tiempo para que se repitan experiencias anteriores y los diputados de (Francisco) De Narváez estén con (Néstor) Kirchner y Scioli".

Comentá la nota