LANÚS | CAMBIO EN EL GABINETE Bonfiglio reemplazará a López Arrojo en Obras Públicas

El actual jefe de Gabinete de Lanús estará al frente de la Secretaría de Obras Públicas hasta fin de año en lugar del funcionario que dejó su cargo tras el conflicto por el muro de ACUBA, que puso en un brete legal al jefe comunal Darío Díaz Pérez la semana pasada.
"Es una decisión que el Intendente venía madurando hace tiempo", justificaron desde el municipio.

Desde el Municipio de Lanús ratificaron ayer la aceptación por parte del intendente Darío Díaz Pérez de la renuncia del secretario de Obras y Servicios Públicos, Gerardo López Arrojo, y la designación en su lugar del actual jefe de Gabinete, Héctor Bonfiglio.

Éste ocupará el doble rol hasta el 31 de diciembre y a partir del año próximo dejará la función de coordinación en el Departamento Ejecutivo para dedicarse de lleno al área vacante.

Así lo informó ayer, ante la consulta de Info Región, el jefe de prensa municipal, Daniel Lancelotti, quien además aclaró que la salida de López Arrojo fue consensuada y era barajada desde antes de que se produjera -la semana anterior- la intimación de la Justicia a Díaz Pérez por los fondos del muro de ACUBA.

"Es una decisión que el Intendente venía madurando hace tiempo", aseguró el portavoz del oficialismo, al tiempo que sostuvo que el cambio "apunta a dar un nuevo rumbo en la gestión".

La semana anterior el juez federal de Quilmes Luis Armella exhortó al mandatario comunal a devolver 2.270.000 millones pesos aportados por Nación a la Comuna para la construcción de un cerco perimetral en el parque industrial de ACUBA (Asociación de Curtidores de la provincia de Buenos Aires).

Con el muro se esperaba separar el Riachuelo de los terrenos para minimizar los efectos contaminantes y, al mismo tiempo, tener un mayor control del área que actualmente se encuentra ocupada por cerca de cincuenta familias.

Ante la amenaza de fuertes penas en lo personal, que iban desde multas hasta pedidos de información sobre sus ingresos como funcionario público, el Intendente devolvió el dinero y apenas un par de horas después pidió la renuncia al funcionario por no cumplir con las obligaciones impuestas por la Corte Suprema en el marco del fallo Mendoza, que obliga al Estado nacional, a la Provincia y a 14 Municipios, entre ellos Lanús, a sanear el Riachuelo, hacer cloacas y proveer con agua potable a la población del lugar.

López Arrojo aceptó cargar con el precio de lo que puertas adentro del Ejecutivo se considera un error estratégico, según un funcionario de primera línea "una falla importante en la planificación" que puso nuevamente en el ojo del huracán al Intendente, y en primeras horas del lunes presentó la renuncia.

Días atrás, en declaraciones a este medio, el ex ahora ex secretario de Obras Publicas de Lanús había manifestado su sorpresa por la resolución de la Justicia y criticado a Armella por la intimación sin un pedido de información previo respecto a las obras que se realizan.

Su argumento fue que antes de realizar el muro debían realizarse otros trabajos en el lugar, aunque la repercusión que alcanzó el tema terminó por catapultar su salida del gabinete comunal.

Comentá la nota