Langueyú: Organismo provincial infraccionó a numerosas empresas.

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires, OPDS, realizó operativos de control y fiscalización en el arroyo Langueyú en la localidad de Tandil, e inspeccionó a las empresas que descargan sus efluentes en ese cuerpo de agua. Los detalles.
Los controles respondieron a un pedido puntual de la comuna de Tandil, que sospechaba acerca del incumplimiento de las normas ambientales por parte de algunas empresas.

Tras los operativos, casi el total de las industrias inspeccionadas resultaron sancionadas, por registrarse infracciones a la normativa vigente. No obstante el proceso sancionatorio, el OPDS les requirió, con vencimientos, la presentación de los planes de readecuación.

Las industrias presentaron en tiempo y forma los planes para reencuadrarse dentro de la ley y están bajo monitoreo de la Provincia hasta que cumplimenten todos los puntos del los planes de reconversión y readecuación.

Las infracciones que fueron detectadas oportunamente respondían a fallas en el tratamiento de efluentes líquidos. También, en algunas industrias hubo sanciones labradas por no acreditar registros del tratamiento y disposición final de los residuos especiales.

En una de las industrias, los controladores ambientales de la Provincia detectaron la incineración de forma precaria e ilegal de residuos, una acción que afecta negativamente al medio ambiente.

La comuna había detallado que "a principios del año se han realizado actuaciones por parte de la Autoridad del Agua (ADA) provincial, en el marco de la Ley 5965 de protección a las fuentes de provisión y a los cursos y cuerpos receptores de agua y a la atmósfera, a partir de los reiterados pedidos formulados desde la Dirección de Medio Ambiente dependiente de la Secretaría de Desarrollo Local del Municipio, en referencia a las empresas que en sus procesos productivos generan efluentes líquidos que una vez tratados desaguan al arroyo Langueyú".

"En razón de dichos resultados, se aplicaron las sanciones de rigor, sumado a la exigencia impuesta a las empresas de presentación, en un plazo de 30 días, de un plan de readecuación en el tratamiento de los efluentes, según indica el informe recibido desde el ADA", comunicaron desde el Area de Medio Ambiente a cargo de Verónica Fernández.

Comentá la nota