"Lamento que el PJ haya sido puente para instalar un modelo neoliberal"

Así se refirió el presidente del Partido Justicialista y primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires. Defendió a su esposa Cristina Fernández y "su gran batalla en el sistema financiera". Más temprano, apuntó contra De Narváez, Macri y Clarín.
Luego de un día caldeado de campaña y tras mantener durante toda la jornada una guerra de declaraciones con Francisco de Narváez, el presidente del PJ, Néstor Kirchner defendió a su partido aunque atacó a su antecesores: "Lamento profundamente que el nombre del partido haya servido de puente para llevar adelante un modelo neoliberal", dijo en un acto en Vicente López.

En ese contexto, el principal candidato a diputado por el Frente para la Victoria defendió su gestión al recordar que al asumir como presidente en 2003 "con el 22,7% de los votos, era un presidente con más desocupados que votos, en una Argentina que había quebrado y donde se habían quebrado las ilusiones". Añadió que "el corralito no tuvo piedad con los argentinos, porque quebró el sentido de saber ahorrar" y, a su favor, remató: "Tenemos reservas por casi US$ 47 mil millones de dólares, a pesar de la crisis internacional más profunda que hemos vivido desde 1930".

Kirchner también se hizo tiempo para temas de agenda y en una nueva defensa a su socio regional Hugo Chávez, resaltó el ingreso de Venezuela al Mercosur y se pronunció por la integración latinoamericana "sin caer en visiones retrógradas" como la que se vivió con "la expulsión de Cuba de la OEA" y puntualizó que "hay que recrear un diálogo distinto y maduro con la Comunidad Económica Europea".

El presidente del PJ sostuvo que "es preciso crear un mercado de capitales interno" y convertir definitivamente "la administración de los fondos de los jubilados en capitales que abaraten absolutamente el crédito, a la vez que desarrollar la industria". Así, volvió a defender la estatización de las AFJP y señaló que "la clase media debe tener movilidad social ascendente y los trabajadores una vida cada vez más digna".

Tras el préstamo que el gobierno le otorgó a la automotriz General Motors de Argentina, el ex presidente aseguró que "se impone en esta etapa consolidar la industria de la autoparte argentina, central para el crecimiento del PBI y de la industria propia" y añadió que "no hay que importar más lo que se puede construir aquí".

Cerca del final de un prolongado discurso proselitista y tras volver a criticar al periodismo, exigiéndole que "no sea un elemento de presión", Kirchner aseguró que irá a la Cámara de Diputados "para defender con fuerza y convicción mis ideas" y señaló que "no habrá democracia permanente sin consolidar el modelo de desarrollo nacional que permita realizar a los argentinos".

Comentá la nota