Lamentable: interna sindical impide que funcionen tres líneas de colectivo metropolitanas

Una protesta convocada por un sindicato opositor a la UTA generó un grave inconveniente para miles de usuarios que necesitaban trasladarse hasta el centro de Resistencia. La medida de fuerza no estaría justificada.
Los usuarios de la línea 3, 5 y 122 no pudieron usar ayer el servicio público ante una protesta realizada por un sector sindical enfrentado a la UTA, que pretendía la reincorporación de tres empleados. El reclamo dejó en evidencia la desprotección que sienten los usuarios.

La protesta en los galpones desde donde parten los colectivos fue encabezada por empleados y ex empleados agrupados en la Unión de Colectiveros de la República Argentina (Ucra).

En la madrugada un grupo reducido de personas bloqueó la salida de los colectivos de la empresa generando un trastorno a miles de ciudadanos que debieron gastar más para poder trasladarse al centro.

Fuentes empresarias relataron que intentaron frenar la protesta y dialogar con los dirigentes de la Ucra, pero los manifestantes no aceptaron la oferta de negociación.

Cerca de la media mañana la provincia actuó ante la amenaza del secretario general de la UTA, Raúl Abrahan, que estuvo a punto de paralizar todo el sistema metropolitano e incluso a los colectivos de larga distancia.

Abrahan señaló que "la Ucra únicamente tiene representación en zonas de Buenos Aires y la protesta es injustificada, la empresa actualmente está cumpliendo con el Convenio Colectivo de Trabajo".

"Tres afiliados chaqueños a este sindicato fueron beneficiados con los incrementos salariales que recibieron todos los colectiveros, pese a que no pueden tener representación en la provincia", agregó el dirigente sindical.

Aparentemente la Ucra quería que las empresas reincorporen a tres empleados que fueron despedidos en 2007 y 2008, como también que cumplan con los convenios firmados.

"No se corresponde el pedido del sindicato, los empleados fueron despedidos con causa, incluso uno de ellos vendía boletos falsos, es decir robó. Lo que pasó hoy no se puede tolerar", disparó Abrahan.

En tal sentido un vocero de las empresas manifestó que dentro del grupo de los manifestantes no había choferes que actualmente estén prestando servicios.

"Pedimos que las autoridades provinciales y del Ministerio de Trabajo reconozcan nuestra representación, somos los únicos habilitados para representar a los trabajadores en ámbito del Chaco", disparó.

"Desde la UTA repudiamos este tipo de acciones hostiles que impiden a los colectiveros prestar un servicio clave para los vecinos, esperamos que el Gobierno actué para impedir que vuelva a suceder esto", declaró durante una entrevista mantenida con NORTE.

Afectados por la medida

Desde los trabajadores hasta los niños que asisten a la colonia de vacaciones ubicada en el Parque 2 de Febrero quedaron entrampados en la interna sindical que estalló sin previo aviso.

En las paradas los usuarios esperaron en vano la llegada de los colectivos y debieron optar por otros medios para viajar: el remis fue el medio más usado por aquellos que debieron cumplir con los horarios.

Internas que terminan en paros

No es la primera vez que la interna sindical termina en un paro u otra medida de fuerza que impide la prestación de un servicio público, como también el funcionamiento de empresas.

Ocurre en el Estado y los privados, en reparticiones públicas o en un servicio, y siempre los ciudadanos terminan afectados por la medida de fuerza que por lo general pretende algo ajeno a sus intereses.

Hasta hubo casos donde la provincia debió movilizar a la fuerza pública para evitar un perjuicio mayor. Todos recuerdan cuando el sindicato de Pablo Moyano bloqueó las plantas de gaseosas para lograr la afiliación masiva de los empleados.

También en el transporte suele ocurrir paros repentinos fogoneados por empleados que enfrentados con la conducción de la UTA generan un conflicto que no estaba en los planes de nadie.

Comentá la nota