Lamberti: “los municipios necesitan un mayor porcentaje de regalías para crecer”

Critica que van pasando gobiernos de distinto color político y la situación se mantiene inalterable.
“La zona sur debería conseguir una reformulación provincial de las regalías. Hay que enriquecer a los municipios, para un mejor posicionamiento, y vamos a encontrarnos con mejores posibilidades de inversión, de crecimiento y de infraestructura”, evaluó el veterano referente del justicialismo. Con el lenguaje que lo caracteriza, también opinó que resulta necesario “apretar a los funcionarios” para que defiendan los intereses de Comodoro Rivadavia en la Legislatura.

Por su experiencia política y su profesión de contador, Alberto Lamberti conoce hasta en los mínimos detalles lo que significa el funcionamiento del municipio de Comodoro Rivadavia. Fue intendente por el Partido Justicialista entre 1973 y 1976, secretario de Hacienda durante las intendencias de Mario Morejón en los 80 y de Marcelo Guinle en los 90. Además se desempeñó como concejal entre 1999 y 2003.

Ese cúmulo de experiencia le permite opinar que Comodoro Rivadavia es como una moneda con dos caras muy distintas. Por un lado, visualiza una ciudad que en los últimos cinco años experimentó una importante reactivación económica de la mano de la industria petrolera. Por otro, observa una ciudad con un escaso poder político en la estructura provincial.

Lamberti considera que esa última característica se ha mantenido inalterable durante su historia. Y opina que la manera de revertirlo pasa por incentivar una mayor participación política de la zona sur de Chubut, donde se encuentra también el mayor porcentaje de población de la provincia. Sin embargo, cree que pasa también por fortalecer el poder de los municipios, a través de un reparto más equitativo de las regalías.

“La zona sur de la provincia está postergada y es una situación de siempre. Noto falta de participación. Entiendo que la zona sur debería conseguir una reformulación provincial de las regalías. No puede ser que provincia se quede con el 84 por ciento de las regalías. Hay que enriquecer a los municipios, para un mejor posicionamiento y vamos a encontrarnos con mejores posibilidades de inversión, de crecimiento y de infraestructura”, postuló.

“Cuando en 1994, (Domingo) Cavallo (ministro de Economía del entonces presidente Carlos Menem) y los organismos multilaterales que no son santos de mi devoción decían que los Estados provinciales eran los responsables del déficit fiscal, era cierto. Creo que no pasa por la mala relación de la Nación con las provincias. Creo que los que están postergados en nuestro país, respecto a las administraciones provinciales son los municipios. Y no sólo en Chubut. La relación que hay que reformular es esa y o nación- provincia”, graficó.

- En el valle de Chubut se debate política todo el tiempo. ¿Aquí observa que empresarios, organizaciones intermedias, los partidos políticos, tengan esos niveles de discusión?

- No tenemos ninguna presencia en las discusiones provinciales. Cuando el doctor (Raúl) Heredia era diputado provincial, tenía un proyecto de cambiar el sistema de la distribución de las regalías para una mayor participación de los municipios y los máximos opositores eran los diputados del Valle, porque ellos consideran a la provincia su municipalidad. Ellos quieren sostener esta realidad de una provincia rica frente a municipios pobres, porque ellos tienen mayor presencia dentro de la administración provincial. Entonces resulta muy difícil poder modificar ese sistema.

- ¿Observa una construcción política de forma permanente en Comodoro Rivadavia?

- No. Además los partidos que tienen una representación en la provincia, como el peronismo, radicalismo y el PACh (por el Partido de Acción Chubutense), no tienen la actividad ni la presencia para apretar a sus funcionarios a nivel provincial. Noto la pasividad.

- ¿Apretar a los funcionarios?

- Claro. El partido debe tener una presencia activa que acá los distintos partidos de la zona sur no la tienen. Esta situación es de siempre. Pareciera que por razones de distancia, no existe una responsabilidad un compromiso de los políticos de la zona sur respecto de esa presencia. Para cambiar este modelo se necesitaría una actitud que en zona sur aún no tenemos.

- ¿Cree que en ese sentido le fue mejor a un radical como el intendente de Rada Tilly, Pedro Peralta?

- No lo sé. Igual no creo que la cuestión sea la relación entre los municipios. La cuestión pasa por la relación con la Provincia. Hay un proyecto de Laura Barros (ex concejal radical de Comodoro Rivadavia), para que el 50 por ciento de las regalías pase a los municipios, que lo aprobó el Concejo Deliberante de nuestra ciudad, por unanimidad, que tuvo el aval del Concejo de Localidad del Partido Justicialista, de la Unión Cívica Radical y del PACh. Ese proyecto está durmiendo el sueño de los justos en la Legislatura y no lo mueve nadie, y eso que pasaron tres gobernaciones distintas. Parece que hay una actitud firme de no dar a los municipios una participación en el ámbito del presupuesto provincial que debería tener.

- En función de ese panorama político, ¿cree posible construir poder para contar en 2011 con un gobernador de Comodoro Rivadavia, sin importar de qué partido sea?

- Podría ser un paso adelante, pero toda la administración y la estructura parecen lejanas. Lo importante es cambiar el modelo de provincia, cambiar el modelo presupuestario. Existe un modelo presupuestario y no sólo de ahora. Los recursos están todos en una hoja en el anexo diez. Como ejemplo podemos citar los montos que vienen del Fondo Nacional de la Vivienda. No debieran ir al presupuesto provincial, debieran ir a los municipios y que estos hagan sus planes de viviendas, no un IPV (Instituto Provincial de la Vivienda). Hay fondos con asignación específica, cuando Educación y Salud pasaron a la órbita provincial, que debieran estar fuera del presupuesto provincial. Este debiera tener la coparticipación federal y el impuesto directo, y el resto de otra forma, para cambiar el modelo presupuestario. Con un gobernador de la zona sur no sería suficiente.

- Más allá de ese cambio que propone, ¿por qué cree que en su momento los comodorenses no votaron como candidato a gobernador a Marcelo Guinle?

- Quizás porque pensaban que Marcelo (Guinle) iba a mantener el mismo modelo que tenía (Carlos) Maestro. Ese modelo maligno que tenía Maestro. Pensaron que no iba a cambiarse. Pero yo creo que Marcelo sí lo iba a cambiar. Creo que sí. No hay que olvidar que en nuestra gestión tuvimos una lucha importante por los ingresos brutos con la administración de Maestro, supimos mantener la autonomía en materia fiscal por parte del municipio, y sostuvimos una actitud valiente frente a la invasión de la administración provincial sobre el recurso municipal. Guinle, de haber ocupado la gobernación, hubiera reivindicado esa situación de los municipios.

n ¿Qué opina de la posible renovación de la banca de Guinle como senador nacional y de la precandidatura de Juan Carlos Fita como diputado para 2009?

n A nosotros la temática del diputado nacional no nos afecta demasiado, porque fíjese que la Nación tiene poca presencia, la Provincia maneja la policía, la justicia, educación, salud publica, el IPV, Vialidad. Maneja todos los recursos. El esquema provincial es tan importante, que un diputado nacional es poco para la zona sur.

Comentá la nota