Lamacchia considera "una locura" pensar en aumentos de sueldos

El titular de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), consideró imposible pensar en aumentos salariales en el contexto actual de crisis, y sostuvo que la prioridad debe ser "mantener el empleo".

"No podemos estar pensando en aumentos salariales porque sería una locura. Hay que ver qué hacer para no despedir gente", afirmó. Asimismo, destacó que si bien la economía local "no es todavía recesiva", hay "una disminución de actividad".

En sintonía con la postura de la Unión Industrial Argentina (UIA), subrayó que "hoy la prioridad es mantener el empleo". "Cuando viene la caída de la actividad hay que afrontar los costos fijos y lo último que hace el empresario es suspender o despedir gente. En algunos casos, incluso se está paliando la situación con disminución de salario", enfatizó.

Por otra parte, reiteró la necesidad de eliminar la aplicación del Plan de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PUREE) en la provincia, porque implica "un doble castigo" para el sector. Lamacchia manifestó que la entidad está esperando la respuesta del gobernador bonaerense, Daniel Scioli a ese reclamo.

"Sabemos que está analizando nuestro pedido porque es una inquietud que él tiene; tendrá que consensuarlo con el Poder Ejecutivo nacional y tomar una decisión", comentó. Al respecto, fundamentó que "estamos pidiendo al gobernador Scioli la eliminación del PUREE porque como ha habido recientemente un aumento de tarifas que castiga a los consumos superiores a los mil kilowatts, consideramos que hay que eliminar el sistema anterior".

Lamacchia recordó el PUREE "es la comparación entre los consumos actuales con los del año 2003, y en caso de superarlos, se aplica una multa, e indicó que se aplicó en las provincias que se

adhirieron al sistema, como fue el caso de Buenos Aires. "En cambio, en Santa Fe y Córdoba no se implementó porque no se adhirieron, lo que planteó al sector industrial bonaerense una desventaja competitiva con respecto a esas provincias".

En otro orden, el directivo negó que se observe un aumento significativo de la desocupación en el sector Pyme comercial e industrial, por el impacto de la sequía. "Estas empresas tratan por todos los medios de mantener los puestos de trabajo" señaló aunque admitió que si bien "todavía la

situación no es grave", si la crisis persiste no tardará en verse afectado el empleo. "Después de marzo la cuestión se puede agravar si se mantiene la actual situación internacional" alertó.

Comentá la nota