LALCEC: una lucha constante por un mundo sin cáncer

Desde la filial local de LALCEC trabajan difundiendo las diferentes campañas de prevención del cáncer • Hacen especial hincapié en la del cáncer de colon, que es la segunda causa de muerte por cáncer en la Argentina y no hay conciencia de ello • Llaman a la comunidad a colaborar con la institución “desde el lugar que cada uno pueda”.


Hace 48 años que la ciudad de Mercedes tiene su propia filial de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC). Todo comenzó cuando un grupo de señoras se unieron decididas a colaborar en una causa tan importante como la prevención de una enfermedad que año a año termina con la vida de miles de personas.

Con el correr de los años los nombres integrantes de la comisión directiva fueron cambiando pero la misión siempre fue la misma: luchar por un mundo sin cáncer. A lo largo del tiempo y gracias al trabajo desinteresado de mucha gente, la filial local de LALCEC fue creciendo hasta que llegaron a tener su propia sede. La misma funciona actualmente en calle 39 entre 18 y 20, donde cuentan con una casa propia y un galpón que alquilan.

Desde hace dos años la presidenta de la Comisión Directiva es Lía Dulevich Uzal. Junto a ella trabaja un grupo de gente que se reúne con fines comunes: ofrecer a las personas que no tienen obra social todos los estudios de prevención del cáncer y difundir campañas de prevención para que la población esté informada.

El cronograma de campañas que debe realizar cada filial a lo largo del año es enviado por la sede central de LALCEC que funciona en Buenos Aires. Dentro de ese cronograma, hay campañas que son básicas y, por lo tanto, obligatorias.

Una de ellas es la lucha antitabáquica, que se lleva a cabo en dos épocas del año. El 31 de mayo cuando se conmemora el Día Mundial sin tabaco y el 7 de noviembre, por el día del Aire Puro. Al mismo tiempo, desde la central ofrecen cursos para dejar de fumar y eso es algo que quieren implementar en Mercedes. Al respecto, la presidenta comentó que aquellos interesados en realizar esos cursos deben comunicarse con LALCEC para anotarse. “Si tenemos el número mínimo de personas lanzamos el curso para dejar de fumar”, señaló y puntualizó que para hacerlo deben tener un grupo de 18 personas. El mismo será dictado por gente de Buenos Aires y tendrá una duración de un mes y medio, asistiendo una vez por semana.

Otra campaña básica que llevan adelante es contra el cáncer de mama, para la cual -en el mes de octubre- llega a Mercedes el camión de AVON o el de Philips, que recorren todo el país. La diferencia entre uno y otro es que en el de AVON se realizan solo mamografías, mientras que en el otro además se hacen colposcopía y papanicolao. “Nos instalamos con el camión sobre la avenida 29 y es impresionante cómo se completan los turnos enseguida”, comentó.

Dentro de la lista de campañas también figuran la campaña contra el cáncer de cuello uterino y la del cáncer de piel. Ésta última se lleva a cabo en el mes de noviembre y consiste en realizar un control sobre la piel de las personas, el cual está a cargo de una dermatóloga. “Si la doctora encuentra algo dudoso indica hacer más estudios”, explicó la titular de la Comisión. Durante esta campaña también se realiza una difusión sobre recomendaciones referidas a la exposición solar, tales como los horarios recomendados, los horarios prohibidos y el tipo de protección adecuada para evitar los rayos ultravioletas.

Por otro lado, este año llevarán a cabo la campaña contra el cáncer de próstata, que el año pasado no pudieron hacer por una cuestión de tiempo.

Cáncer de colon

En casi todas las campañas, los estudios preventivos que se llevan a cabo están disponibles para personas sin obra social. Sin embargo, la campaña contra el cáncer de colon es abierta a toda la comunidad, por más que tengan obra social. “En Argentina no hay conciencia de este tema. Es la segunda causa de muerte por cáncer en la Argentina. Se mueren 18 personas por día en nuestro país por cáncer de colon y la gente como desconoce esto, no se hace los estudios”, manifestó Lía Dulevich Uzal visiblemente preocupada.

El estudio para prevenir este tipo de cáncer consiste en hacer una videocolonoscopía a partir de los 50 años de edad, tanto en hombres como en mujeres. Y en caso de que las personas tengan antecedentes familiares directos, el estudio debe realizarse a partir de los 40 años. “Para hacer el estudio la persona tiene que estar sedada. Pero no es algo complicado, sobre todo si uno piensa que de esa manera se puede prevenir el cáncer de colon”, reflexionó Lía y agregó: “La gente no se hace este estudio porque ni se le ocurre que puede tener esta enfermedad. Pero el tema es que el cáncer no da aviso, es silencioso. Entonces prevenir el cáncer de colon es fundamental porque es un tipo de cáncer que con este estudio es muy prevenible”.

La videocolonoscopía tiene dos funciones: una explorativa y una función curativa, ya que si mientras se realiza el estudio se encuentra un pólipo, en el mismo momento se extirpa. “De acuerdo a los resultados del estudio, el médico indica si el mismo debe repetirse al cabo de una determinada cantidad de tiempo”, dijo la titular de LALCEC Mercedes.

Uno de los proyectos de la filial local es traer un videocolonoscopio a Mercedes y ya avanzaron bastante en el tema. “Hay un expediente en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Nosotros presentamos un montón de documentación explicando la necesidad de tener este aparato y ese expediente sigue su curso. Para eso tenemos el aval del intendente y del hospital, porque la idea es instalarlo en nuestra sede”, dijo.

Un círculo de solidaridad

LALCEC Mercedes se sustenta con el aporte de los socios y con lo recaudado a través de diferentes eventos. “En la exposición Rural tenemos un kiosco donde vendemos de todo. Esa es la entrada más importante que tenemos”, detalla la presidente de la Comisión Directiva y agrega: “También estamos siempre con una cantina en los eventos del club de polo San José de la Frontera. Siempre que hay un evento nos llaman”.

Otros ingresos provienen del desfile anual que realizan en el Club Mercedes con la ayuda de Guillermo Paladino, y de la venta de las sillas en el mega desfile que organiza Beto Bondanza. “Por tercer año consecutivo la Municipalidad de Mercedes nos eligió para ser la institución que vende las sillas”, dijo Lía.

“Así como entra el dinero, se va. Permanentemente tenemos cuentas en las farmacias por remedios oncológicos que le damos a la gente. Son remedios muy costosos”, aclaró.

Actualmente, la filial local de LALCEC cuenta con alrededor de 140 socios que colaboran con 60 pesos anuales (en tres cuotas de 20), pero necesitan más. “En una ciudad con 60 mil habitantes podría haber más”, dice y llama a la comunidad a colaborar con la institución, desde el lugar que cada uno pueda. “Algunos podrán asociarse, otros podrán dar su tiempo y esfuerzo. Es muy gratificante ver cómo la gente se solidariza. Y desde la Comisión se puede ver ese circuito: la gente que da y la que recibe”.

Al momento de hablar de la gente que colabora con la institución, Lía señaló que hay un montón de personas que brindan su tiempo para ayudar desinteresadamente, tales como los médicos que colaboran con las campañas, los vecinos y los mismos miembros de la Comisión Directiva. También dedicó unas palabras especiales para un donante anónimo, que todos los meses les acerca un sobre con dinero.

Si bien la función de LALCEC es la prevención del cáncer, la institución también está presente cuando la enfermedad ya está instalada. “Si una persona está enferma no podemos abandonarla. Es una lucha de todos los días”, sostiene la titular de la comisión directiva y cuenta que la entidad ofrece un curso de voluntarios, donde aprenden a atender al enfermo y a hacer los cuidados paliativos.

Apoyo psicológico

En la sede de LALCEC funciona un grupo de mutuo ayuda a cargo de la psicóloga Nory Ortubia. “Es un grupo de pacientes oncológicos que están en distintos estados, ya sea porque ya pasaron por la enfermedad o porque están haciendo tratamientos. Son pacientes que tienen ganas de reunirse y conversar con la psicóloga”, explica Lía y agrega que este grupo se junta los martes durante una hora y media. El mismo es gratuito y cualquier persona puede asistir, ya que no es necesario ser socios de LALCEC.

Para contactarse

Todos aquellos interesados en colaborar o informarse sobre la institución pueden comunicarse al 431360 o dirigirse a la sede de lunes a viernes de 15.30 a 17.30.

También pueden comunicarse los interesados en realizar los cursos para dejar de fumar.

La Comisión

Lía Dulevich Uzal de Oberti es la presidente de la Comisión Directiva, acompañada de Rosa Duhalde de Pavón (vicepresidente) y Norma Dicatarina de Queirolo (secretaria). Junto a ellas también forman la Comisión: María L.Camet de Bereterbide, Mariana Dulevich Uzal de Bagnardi, Margarita Montuoso, Claudi Villacampa de Casal, Catalina Mansilla de Venditti, Silvia Reboredo de Cabachieff, Silvina Bereterbide, Elida Coz, Elizabeth Eterovich, Marta Fernandez de Neila, Valeria Dulevich Uzal, Ana Carolina Respuela, Jorge Contín, Ricardo Pozzi, María de las Mercedes Alomar, Norma Carboni y Betty Russi, Natalia Borthelle y María José Aguilar Mazzuca.

X
Click en "Me gusta" para tener la información importante en tu muro