Lahite: "Este será un año de muchas protestas"

El presidente de la Sociedad Rural de Tostado, Alejandro Lahite, pronosticó que en el 2009 se incrementarán las protestas agropecuarias, y que para los años subsiguientes habrá problemas "en la mesa de los argentinos, porque no va a alcanzar la producción".
En una entrevista exclusiva con el presidente de la Sociedad Rural de Tostado, Alejandro Lahite, quien como ya adelantó CASTELLANOS anunció la pérdida hasta ahora de unas 200 mil cabezas de ganado tan sólo en el departamento 9 de Julio, analizó asimismo a qué se deben los problemas de abastecimiento de agua en la zona. Al respecto, argumentó que "hay un problema que el crecimiento demográfico; el crecimiento productivo a nivel ganadero, hace que se demande más cantidad de provisión de la napa freática, y geológicamente esta napa no entrega aguas de buena calidad ni en Rafaela, ni en Tostado ni en San Cristóbal, en algunos lados con más sal en otros con menos, pero teniendo el Paraná tan cerca no hay mejores soluciones que los acueductos", insistió Lahite. Al tiempo que remarcó que no encuentra explicación de porqué todavía no se han hecho, ya que "no es un problema técnico, porque se sabe que como es un acueducto y una estación de bombeo; es una cuestión de decisión e inversión. Esto es futuro".

En referencia justamente a cómo especula que sea este nuevo año, el presidente de la entidad se muestra francamente desanimado. Dice que es esto también lo que viven los productores de la zona, y explica que es porque fue "un año que cierra mal, un futuro que no se anuncia como mejor, y hay mucho descreimiento". Sostiene que " yo soy cauto en cuanto al optimismo; mantengo lo que se llama el protocolar, pero la realidad es que enero es el mes más crítico, es el más crudo por naturaleza y por referencia histórica y nada dice que vamos a estar mejor", se sincera Lahite.

Postales norteñas

En cuanto a lo difícil del este mes que se inicia, el ruralista explica que "enero es tremendo: las temperaturas llegan a 42 y 43 grados a la sombra, y el problema es que son temperaturas que se mantienen durante días seguidos, con esto el consumo en los campos se duplica".

Una de las postales más tristes que pueden verse en Tostado y su zona de referencia, es al ganado paciendo las altas temperaturas con un paisaje que no es favorable en cuanto a vegetación, ni así en los campos sembrados donde las ráfagas de viento caliente levantan sólo polvo sin nubes en el horizonte y donde a partir de las 10 de la mañana ya no hay refugios para apaciguar el calor; y aquí no hay abastecimiento de agua necesario, siquiera para el consumo de la población. Lahite lo expresa desde su mirada de hombre de campo, y describe una postal muy similar: "Hay campos que cuando entran los camiones que llevan el agua al campo, es muy triste verlo, la hacienda empieza a balar y a seguirlo. Esto lo cuentan los mismos camioneros, porque no vieron nunca algo igual. La hacienda balando siguiendo al camión, esperando la descarga, es muy triste". Lahite dice que este fenómeno "es porque ya están sedientas, porque ya no alcanza lo que se les está llevando".

Ante este panorama tan devastador, que como ya se afirmó desde la Sociedad Rural de Tostado, no tiene expectativas de que este año mejore, al menos a nivel político, la decisión de los productores es drástica. "Hay gente que está vendiendo la hacienda a precios viles" detalla Lahite, y explica que "ese es el otro problema: se está saliendo del negocio en una época donde los precios están muy deprimidos, entonces no es el mejor momento para desprenderse del ganado". Al estar "muy bajos" los precios, el titular de la entidad comprende que esto es "una especie de descapitalización, y para el que toma esta decisión va a ser muy difícil volver a la actividad, va a ser mucho más difícil el regreso".

Respecto a cómo avisora el futuro la entidad tostadense, Lahite advierte que ya la apicultura está "prácticamente muerta" porque "las abejas no encuentran cómo alimentarse, hay mucha mortandad y no producen". Asimismo, a esto se le suma que "hay gente que ya perdió sus cosechas, o que va a cosechar menos de la mitad de lo que sembró".

Proyecciones 2009

En el plano de estas perspectivas desesperanzadoras, el titular de la entidad advierte que en el 2009 "va a haber muchas, muchísimas protestas y reclamos".

"Ojo que esto termina en la mesa de todos los argentinos, esto lo firmo, que en el 2010 y el 2011 a consecuencia de lo que estamos pasando, va a haber serios problemas", sostiene Lahite. Y explica: "Porque se cierra una torcería y tenés problemas sociales por los que quedan desocupados, pero cuando empiezan a cerrar las fabricas de comidas como está pasando en todo el país, a la larga vas a tener problemas en las mesas de los argentinos".

Analiza que esto va a pasar porque "no va a alcanzar la producción, no va haber oferta. La ganadería va en retroceso, y no sólo eso: en enero las pariciones, los nacimiento de terneros van a ser muy magros, y eso porque los terneros que no nacieron este año y que no nacieron el año pasado son los novillos que no van a estar el año que viene, y si no están no están".

El presidente de la entidad ruralista, se refiere a que la recuperación no tiene garantías porque "depende del fenómeno climático por un lado, y de las políticas por el otro, porque la falta –de lluvias y políticas- no te da motivos, esperanzas o fuerzas como para decir ‘la vamos a pelear’. Lo que nos queda para este año es desánimo".

Comentá la nota