Laguía: "Bregamos para que los médicos puedan trabajar de la mejor manera"

El presidente de la Asociación Médica de Pergamino se refirió al Día del Médico y planteó que en un sistema de salud fragmentado y desfinanciado, se hace difícil el ejercicio de una profesión a la que definió como "la más noble".
"En el Día del Médico le mando un saludo muy afectuoso a los colegas", comenzó Carlos Laguía, al tiempo que sostuvo que "es un año más que se cumple y cada vez se demuestra más la vocación profesional porque si no en esta situación que nos toca vivir de insatisfacción de toda índole, realmente se hace muy difícil ejercer la profesión".

"Soy un convencido que todas las profesiones te tienen que gustar para poderla desarrollar, pero la medicina es una cuestión de vocación y si uno no tiene una vocación es imposible poder ejercerla", planteó y convocó a sus colegas a "no bajar los brazos en tiempos complejos".

"Siempre que hubo problemas los hemos enfrentado", sostuvo y destacó que "los hemos tratado de solucionar de la mejor manera posible".

"Lo peor que se puede hacer es no enfrentar las cosas, lo peor siempre es lo que no se hace", refirió y apuntó que "el compromiso de la Asociación Médica es bregar para que los profesionales médicos puedan desarrollar su trabajo de la mejor manera y de la forma más digna posible, ya que debe ser de las profesiones más nobles desde el punto de vista humano y eso nos posiciona con un compromiso especial frente a la sociedad".

La problemática

En orden a los problemas que afronta el profesional médico en la actualidad, el presidente de la Asociación Médica opinó que "con treinta años de antigüedad en la profesión existen algunas dificultades que afectan la relación médico paciente".

"En nuestra formación, de hace treinta años, miramos la formación europea, española, donde hay una sociedad distinta; y en los últimos años se miró a una formación americana, en la que se hace mucho hincapié en lo técnico", planteó y consideró que "como profesionales no podemos desatender el desarrollo tecnológico, pero tampoco podemos descuidar la relación médico paciente".

"La medicina es una ciencia y un arte y por lo tanto el arte del diálogo y la relación médico paciente, escuchar al paciente, es lo que nos va a permitir seguir manteniendo y desarrollando esa llama viva que tiene la profesión".

"Si bien existe un grado de inconformismo muy grande desde el punto de vista profesional por la insatisfacción en el desarrollo de la actividad laboral que se está dando con más complicaciones, también hay un profundo compromiso del médico para con sus pacientes por cuanto se atienden situaciones por fuera de las coberturas", comentó y consideró que "tenemos un gran debate pendiente de cara a la sociedad y que en algún momento se tiene que dar".

"Va pasando el tiempo, el debate no se da, pero es imprescindible desarrollar formas de debatir qué sistema de salud queremos y cómo se encuadra la relación de los profesionales con sus pacientes en ese modelo".

"Otra de las dificultades con las que nos encontramos es el análisis de la información", planteó Laguía y explicó que "frente a ello y con la sobreabundancia de información es esencial el procesamiento de los datos y la interpretación médica de los mismos".

En este punto consideró que "el advenimiento de la informática, que si bien fue un adelanto imprescindible y que no creíamos hace años que se podía llegar a dar, hoy existe tanta información que realmente hay que filtrar, tanto el profesional como el paciente porque no todos los casos son iguales, no todas las personas son iguales. Desde el desconocimiento algunas lecturas no ayudan a la evolución del paciente".

Una realidad compleja

Abundando en la enumeración de las dificultades con las que se encuentran los profesionales médicos en su práctica cotidiana, el responsable de la Asociación Médica, remarcó que "otro de los parámetros fundamentales es reconocer la realidad socioeconómica que vive el país; nosotros tenemos una profesión muy noble y humana y por lo tanto nos toca vivir de crisis en crisis y desde nuestra profesión y poniendo nuestro granito de arena, debemos colaborar porque la calidad de vida de la sociedad es fundamental".

"Toda la sociedad vive en crisis y por lo tanto, la profesión se ve resentida por la situación social", agregó y explicó que "existen casi 300 obras sociales, las prepagas, las instituciones provinciales, el médico se encuentra en un sistema de salud absolutamente fragmentado y esa situación también lleva a una falta de financiamiento del sistema de salud".

"Así como existe una disconformidad del médico, la sociedad también se encuentra en una situación muy crítica, donde existe desempleo, inseguridad", reflexionó y comentó que "días pasados leyendo uno de los principales medios de tirada nacional, en la misma página se publicaba un artículo sobre desnutrición y un artículo sobre un trasplante que se le practicó a un artista; esa página refleja la realidad argentina; como dirigentes estamos llamados a bregar para que no existan esas desigualdades".

Comentá la nota