Ladrillos parados: cayó más del 40 % la construcción privada en Tandil

Se desprende de las estadísticas que aportó Obras Privadas de la comuna. El año pasado cerró con casi 200.000 m2 declarados. De enero a junio del corriente no se alcanzaron los 60.000 m2 .
Las secuelas sobre los niveles de inversión, el desempleo y la economía lugareña, tras la explosión de la construcción en los últimos cinco años, se notan con creces en el freno que experimentó durante el último año la ciudad, y las estadísticas oficiales no hacen más que auscultar esa realidad.

Esa oportunidad de edificar la casa propia, ampliar o mantener la valuación de los ahorros ante la inflación y la conducta flotante del dólar, siempre presente en el repetido "hay que poner la plata en ladrillos", también se ve afectada por los efectos de la crisis internacional y la recesión nacional.

Con sólo visualizar las planillas de la Dirección de Obras Privadas de la Municipalidad , donde se habilitan las ejecuciones en materia de construcción, se descubre que entre el primer semestre de 2008 y el mismo período de 2009, la curva se precipitó por encima del 40 %.

El corte comparativo, da cuenta que entre enero y junio del año pasado, se registraron 103.443 m2 . Y en el mismo lapso, pero del corriente, sólo se llegó a los 59.443 m2 .

A manera estimativa, podría afirmarse que, multiplicando por 2 esta última cifra (nunca el comportamiento es tan taxativo ni regular) se llegaría a los 118.886 m2 . Muy por debajo de los 199.369 m2 que cerraron 2008, en una verdadera cúspide de la construcción privada local en relación a lo ocurrido de 2000 a esta parte (ver gráfico).

Además, la paralización de la actividad en los primeros 6 meses de 2009 se trasluce en todos los factores de la obra privada. Dígase las "obras nuevas", donde entraron 98 expedientes, cuando durante todo 2008 fueron 418. Las "incorporaciones" también se exhibieron en baja, 143 (primer semestre de 2009) contra 371 de 2008 (año completo), las ampliaciones (58 contra 189) y 10 reformas contra 22.

En definitiva, de enero a junio (es la última estadística que maneja la Municipalidad , a la que accedió LA VOZ ) de 2008 se construyeron 103.443 m2 , mientras que esos seis meses del corriente año presentaron 59.443 m2 . Un síntoma tajante del embate económico en el llano.

De esta manera cobran mayor sentido los diagnósticos que se realizan en el marco del Comité Local de Monitoreo de Crisis, donde después de la industria, se señala a la construcción como la rama de la economía vernácula más golpeada.

BAJAR DE LA CIMA

Otro dato que llama la atención en la estadística general, de 2000 a 2009, es cómo se imprime en las cifras de la construcción privada los años más fuertes en materia de recuperación económica, si de pasado reciente se habla.

En este sentido, se pasó de los 82.120 m2 de 2000, a los 40.681 de 2001, 68.191 de 2002, 69.851 de 2003, 103.292 de 2004, 156.423 de 2005, 163.430 de 2006, 147.672 de 2007, 199.369 de 2008 (el pico máximo), y luego, el descenso al primer semestre de 2009, con 59.443.

Si se observa el ritmo de la edificación de enero a septiembre de 2007, por ejemplo, ingresaron 631 expedientes a la dependencia que funciona en la planta alta del ex Banco Hipotecario, mientras que en ese lapso, pero de 2008, hubo 769.

Del mismo modo, este panorama se refleja en los metros cuadrados declarados en sendos períodos: 114.094.05 del año pasado contra 150.238.35 del corriente.

En materia de construcción nueva, las habitacionales (llámese casas o departamentos) y las empresariales, en los primeros 9 meses de 2007 entraron 203 expedientes ( 66.707 m2 ) mientras que esa cifra subió a 354 ( 74.034 m2 ) en 2008.

Incluso terminado el año 2007, faltaron 76 obras nuevas registradas para alcanzar lo alcanzado sólo en los primeros tres trimestres de 2008.

Comentá la nota