Labraron 32 actas en 12 comercios

El procedimiento fue llevado a cabo por personal de la Dirección Provincial de Comercio conjuntamente con la OMIC local • Las multas fueron por diversos incumplimientos a la ley de lealtad comercial.
El jefe del Departamento de Contralor de la Dirección Provincial de Comercio, Juan Carlos Cámara, estuvo en Mercedes el último jueves para realizar inspecciones en los supermercados debido a las reiteradas denuncias por violaciones a la ley de lealtad comercial, que regula distintos aspectos tales como rotulado de mercaderías, control de contenido neto y normas referidas a publicidad, promociones y concursos.

La OMIC, que es la oficina encargada de recibir estas denuncias, solicitó a la Dirección el apoyo para contar con personal de inspectores suficientes para llevar a cabo el acto en un solo día y por operativo sorpresa.

Según detalló Cámara, el esquema de trabajo que llevaron adelante los 14 inspectores afectados al procedimiento consistió en un recorrido por los 12 comercios denunciados y en aquellos donde constataron las irregularidades se procedió a labrar un acta con el ilícito cometido.

Al finalizar el día se totalizaron 32 actas, de las cuales nueve fueron por no exhibir el precio de los productos ofrecidos. Otras seis infracciones correspondieron al incumplimiento del artículo 5 de la ley de lealtad comercial, que establece que cuando fuera imposible dar un vuelto menor a cinco centavos, la diferencia debe ser a favor del consumidor. A su vez, esta disposición debe ser expuesta en los locales a través de carteles.

El resto de las actas fueron por publicidad engañosa (por ejemplo exhbir en góndola un precio diferente al cobrado en línea de cajas) o por no rotular los productos de venta al peso envasado como establece la ley (además del precio de la fracción ofrecida, su peso neto y el precio por kilogramo correspondiente).

El funcionario explicó que aunque un mismo comercio repita el ilícito más de una vez no se puede proceder a la clausura del local porque no lo prevé la ley. “Sí hay un registro de antecedentes, por lo que ha medida que se van cometiendo más ilícitos la multa aumenta Las multas van de 500 a 500 mil pesos”, señaló.

Al ser consultado sobre el destino del dinero que se cobra, el funcionario explicó que si el procedimiento lo hace la provincia, el dinero va a Rentas generales. En cambio, si lo hace el municipio le corresponde el 80 o 90 por ciento, de acuerdo a si notifica o no la sanción.

Cámara explicó que pese a que los municipios tienen poder de policía es necesario que intervenga la provincia porque cuentan con aparatos que el municipio no tiene. “Por ejemplo para pesar mercadería tiene que ser una balanza autorizada por la Comisión de Investigación Científica de la provincia”, dijo.

El funcionario también comentó que este tipo de procedimientos se hacen en muchas ciudades de la provincia y –al igual que en Mercedes- las infracciones generalmente pertenecen a supermercados de origen oriental. “En su afán de vender más barato la mercadería es de dudosa procedencia”, sostuvo.

Comentá la nota