Laboratorios y cerveceras, los ganadores en un año de crisis

Laboratorios y cerveceras, los ganadores en un año de crisis
Junto con las empresas de celulares, son los sectores más atractivos a la hora de invertir
Los laboratorios, las cerveceras y las operadoras de telefonía celular son los grandes ganadores de 2009. De acuerdo con un estudio privado, estos tres sectores son los más atractivos a la hora de invertir, por ofrecer el menor índice de riesgo y las mejores expectativas a futuro. Por el contrario, en los rubros más castigados figuran las estaciones de servicio, las curtiembres y la producción de frutas y hortalizas.

Los datos se desprenden de un estudio elaborado por la consultora Claves Información Competitiva, que monitorea en forma trimestral 62 industrias de la economía argentina. Su análisis se realiza tomando cuatro grandes variables: mercado, competencia, nivel de endeudamiento y calificación crediticia y perspectivas.

"Si hay un rubro que sobresale este año es el de los laboratorios, que pudieron sostener su crecimiento aun en un contexto recesivo. Prácticamente no los afectó la volatilidad de los mercados internacionales y a nivel local se vieron favorecidos por la mayor demanda producto de la gripe A y el dengue. A esto se suma que continúan ofreciendo márgenes superiores al promedio", señaló Eduardo Echevarría, analista de mercados de Claves.

En el caso de las cerveceras, en la consultora destacan que durante 2009 no sólo mantuvieron su ritmo de crecimiento, sino que también se supieron diversificar para captar nuevos clientes, tanto en la base de la pirámide -sacándole consumidores al vino de mesa- como en el segmento más alto de la población, con el lanzamiento de marcas premium y productos importados. En Claves, igualmente, también incluyen la producción de vinos finos como uno de los sectores con perspectivas de crecimiento, lo que se traduce en la llegada de nuevas inversiones a la industria.

La masificación de su producto también explica el éxito de las compañías de telefonía celular. "Los celulares son el mejor ejemplo de adaptación a la nueva estructura social que vive la Argentina, hoy están en todos los hogares argentinos, en muchos casos sustituyendo a las líneas fijas", explicó Echevarría.

Entre las actividades con mayor índice de atractivo también se encuentran la producción avícola y la de cereales y oleaginosas. "Esta última muestra realidades contrapuestas, que deslizan, por un lado, perspectivas favorables en el marco de una demanda mundial creciente -con precios en ascenso, dadas las restricciones de producción y la rigidez de la oferta-, pero que se contraponen a las dificultades internas que les imprime la política oficial", explicaron en Claves.

Perdedores

En la otra punta de la lista -es decir, los sectores más castigados-figuran las estaciones de servicio, que es un negocio que presenta problemas estructurales. "Los márgenes de la venta de combustibles son muy bajos y las más golpeadas son las estaciones independientes, porque las petroleras se quedaron con las mejores ubicaciones", señaló Echevarría.

En cambio, las curtiembres y las productoras de frutas y hortalizas están sufriendo un contexto internacional negativo. "La demanda de cueros y frutas está muy apoyada en el exterior, por lo tanto son dos sectores que sufrieron un impacto directo por la crisis mundial", explicaron en Claves. En la consultora además incluyeron al servicio de correos entre los rubros que se acercan al nivel de alto riesgo. "Este sector evidenció un deterioro en su situación debido a la caída en el nivel de actividad. El mercado local de correos y paquetería puede caracterizarse como mayormente commoditizado , a partir de su madurez, y frente a la presencia de un numeroso y heterogéneo volumen de empresas, con muchas pymes que recurren a agresivas políticas comerciales de precio bajo y a veces prácticas desleales para bajar costos", sostienen en la firma.

Comentá la nota