Kraft: pese al acuerdo, el conflicto sigue y hoy habrá nuevas asambleas

Aún falta resolver la reincorporación de 53 trabajadores echados y suspendidos.
El viernes a la noche, el Ministerio de Trabajo anunció un acuerdo entre la empresa Kraft, el sindicato de la Alimentación y tres de los integrantes de la Comisión Interna y dio por terminado el largo conflicto. Ayer, a través de una solicitada en los diarios, Kraft celebró haber alcanzado una "solución definitiva". Pero anoche, Javier Hermosilla, uno de los delegados que no firmó el acuerdo, anunció que hoy habrá nuevas asambleas y que "la lucha continuará hasta lograr la reincorporación de todos los trabajadores ilegalmente despedidos".

Hermosilla, militante del PTS, volvió a acusar a los tres delegados que firmaron el acuerdo de haber "desconocido" lo que se había conversado en la asamblea y que consistía en exigir la reincorporación de todos los trabajadores despedidos y suspendidos. En el acuerdo, se estableció que "con relación a los trabajadores no reincorporados, se llevará adelante un proceso de revisión individual de su situación ante las instancias pertinentes del Ministerio de Trabajo de la Provincia".

Tras una asamblea y una marcha para reclamar mejores condiciones de trabajo en tiempos de la gripe A, la empresa envió el 18 de agosto 156 telegramas de despido y suspendió a otros 36 trabajadores. A partir del acuerdo del viernes, Kraft resolvió reincorporar 40 trabajadores que se sumaron a los 30 que ya habían sido reincorporados. Así, aún quedan fuera de la planta 53 trabajadores: 47 despedidos y 6 suspendidos. Y este es, justamente, el punto que generó la fractura de la comisión interna.

Mientras los tres delegados que firmaron el acuerdo (Jorge Penayo, María Rosario y Alfonso Alcadío) podrían realizar asambleas dentro de la planta, los dos delegados que resisten el acuerdo (Hermosilla y Ramón Bogado) impulsarán una asamblea afuera.

"Nadie puede seriamente decir que va a haber asambleas democráticas dentro de la planta ahora que hay filmaciones, los encargados observan las asambleas y, sobre todo, no están los propios compañeros despedidos para dar su punto de vista", afirmó ayer Hermosilla. Y agregó: "Es increíble que quieran hacer asambleas en estas condiciones y que alguien vaya a considerarlas válidas o un aval para firmar ese acuerdo".

Por eso, se informó que esta noche habrá una asamblea "informativa" en el interior de la planta y después se realizará otra afuera en la que participarán también los trabajadores despedidos y suspendidos. Parece prematuro decir que el conflicto está terminado.

Comentá la nota