Kraft negó haber violado el acuerdo con Trabajo

Kraft negó haber violado el acuerdo con Trabajo
La firma estadounidense justificó los ocho despidos del 5 de noviembre, pero ratificó que revisará la situación de los 53 empleados expulsados.
Tras la exhortación del Ministerio de Trabajo el pasado miércoles a que la empresa Kraft Foods reincorpore a ocho trabajadores y revea la situación de otros 53 despedidos a través de una "negociación colectiva", la compañía respondió a la querella con un comunicado donde negó haber incumplido los acuerdos firmados con el mediador estatal y confirmó que revisará de manera individual la situación de los desocupados.

La desvinculación de los ocho trabajadores el 5 de noviembre despertó polémica ya que estos se encontraban suspendidos pero no despedidos en el momento de las negociaciones. Respecto a esta controversia, la empresa señaló que esas personas "se encontraban comprendidas entre las 53 personas que no fueron reincorporadas al momento de firmarse el acuerdo del 16 de octubre pasado".

Además, manifestó que su decisión fue consecuencia de "un pormenorizado análisis de la conducta de estas personas durante la ocupación ilegal de nuestra Planta Pacheco". "Estas ocho personas tuvieron una destacada participación en esos hechos violentos, oportunidad en la que fueron aprehendidos e individualizados en el acta policial de desalojo", agregó.

Con relación a los 53 despedidos, propuso un "análisis detallado en forma individual de su comportamiento y participación en los hechos, en la medida en que cada uno de los interesados lo solicite".

Es por todo esto, que la ex Terrabusi negó cualquier violación de los acuerdos celebrados con "el Ministerio de Trabajo de la Nación, ni ninguno de los compromisos asumidos oportunamente ante las autoridades Nacionales y de la Provincia de Buenos Aires".

A su vez, "ratifica que está cumpliendo estrictamente con lo acordado con las autoridades y los representantes sindicales, y que los tres turnos de producción de su Planta Pacheco continúan trabajando con total normalidad".

El pasado miércoles a la tarde una movilización de trabajadores, acompañados por militantes de partidos de izquierda como el PTS y el MST, cortaron el tránsito en tres carriles de la avenida 9 de Julio, a la altura del Obelisco, para luego desplazarse a la sede laboral en Alem al 600, a la espera del resultado de las negociaciones.

Comentá la nota