Kraft busca reabrir la fábrica y la interna quiere volver al paro

Kraft busca reabrir la fábrica y la interna quiere volver al paro
La comisión de trabajadores convocó para mañana a una asamblea.
Los trabajadores despedidos de la ex Terrabusi mantendrán su reclamo de reincorporación durante una asamblea que convocaron para la madrugada de mañana, frente al portón de acceso a la fábrica. La empresa, Kraft Foods Argentina, convocó al personal a reiniciar sus actividades normalmente para mañana a las seis para retomar la producción. La asamblea de la Comisión Interna está prevista una hora antes.

Un operativo a cargo de la Policía bonaerense -de una magnitud que no se veía desde junio de 2002- fue el que el viernes desalojó a los ocupantes de la planta. Para el momento del operativo quedaban 30 de los 160 despedidos dentro de la fábrica.

Ayer la empresa inició un lavado de cara de las instalaciones, con el retiro del alambrado de púas que había colocado en el portón y el vallado perimetral. Mañana se cumplirían 40 días de inactividad y los integrantes de la Comisión Interna procurarán que se vote por la continuidad del cese de actividades. Pero a la vez, los propios integrantes de la CI se presentarán a trabajar. "En realidad tienen la obligación de presentarse el lunes a trabajar, como cualquiera de los operarios", señalaron en el estudio Lipovetsky, asesores de la CI.

En Kraft Foods hubo ayer silencio estricto. Pero en una solicitada que publican hoy (ver pág. 29) calificaron de "normalizada" la situación dentro de la fábrica tras el operativo ordenado por el juez de San Isidro, Ricardo Acosta. Reiteran su compromiso de no efectuar nuevas cesantías, pero nada dicen sobre la situación de los ya despedidos. Y anuncian que mañana la planta volverá a la actividad.

De los diez integrantes de la CI, sólo uno no puede acercarse a las instalaciones de Kraft, por orden judicial. Se trata de Javier Hermosilla, delegado del turno noche, contra quien está vigente un recurso de amparo presentado por la empresa. "Es ingenuo pensar que 50 personas podemos someter la voluntad otros 2.400", dijo Hermosilla a Clarín. "Son centenares los compañeros que están de acuerdo en que de esta forma no se puede reanudar el trabajo". El 18 de agosto Kraft envió 155 telegramas de despido con causa (sin derecho a indemnización), que sumarían 164 con otros despidos previos y posteriores a esa fecha. Los acusó de haber privado ilegítimamente de la libertad a empleados administrativos, tras una asamblea realizada el 3 de julio.

En las últimas semanas, la cifra de despedidos se redujo. La empresa hizo un trabajo de hormiga con casi 60 de los operarios, con quienes firmó un acuerdo de despido con indemnización.

Los detenidos el viernes, 65, fueron liberados en la madrugada de ayer y los heridos que permanecían hospitalizados regresaron a sus hogares. Así lo confirmó a María del Rosario, una de las integrantes de la CI, a quien los policías golpearon en la cabeza y la espalda. Otra operaria, la más comprometida, recibió patadas en su rostro. La Policía había informado que ocho de sus agentes fueron heridos.

Comentá la nota