Kraft: una asamblea define si mañana se firma un acuerdo

La empresa ofreció incorporar a otros 20 despedidos y respetar el mandato de la interna.
No alcanzaron seis horas ininterrumpidas de negociaciones en el Ministerio de Trabajo (aseguran que no hubo un solo televisor prendido para mirar el partido de la Selección) para cerrar ayer un acuerdo entre Kraft y los representantes de su Comisión Interna. Un principio de acuerdo, que estipula la reincorporación en total de 70 trabajadores y la vigencia del mandato de la actual Comisión Interna, además del compromiso de la empresa de no hacer más despidos y respetar las reglas de trabajo vigentes, quedó postergado por un cuarto intermedio hasta el mediodía de mañana.

La empresa estadounidense se comprometió en el acta firmada anoche a incorporar otros 20 trabajadores echados o suspendidos, con lo que sumarían 70 las reincorporaciones, sobre un total de 85 despedidos con causa el 18 de agosto (a los que se suman más de 70 trabajadores a los que primero ya indemnizó) y otros 36 que fueron suspendidos por la empresa por su presunta participación en los hechos del 28 de septiembre, cuando la Policía bonaerense reprimió tanto a los trabajadores que mantenían la toma de la planta como a quienes venían prestándoles su apoyo desde el lado de afuera del portón de acceso.

En el acta redactada ayer, Kraft accedió, además de no oponer resistencia a que los integrantes de la Comisión Interna mantengan su actividad dentro de la planta hasta tanto haya nuevas elecciones.

Pero los delegados gremiales solicitaron, antes de firmar el acta, un cuarto intermedio para obtener la aprobación de todos los trabajadores echados o suspendidos. La consulta la harán hoy a las 14, en una asamblea que concretarán hoy a las puertas de la fábrica ubicada sobre la avenida Henry Ford, en la localidad bonaerense de General Pacheco.

¿Cuál es el dilema a resolver por parte de los delegados? Según Jorge Penayo, uno de los cinco integrantes de la Comisión Interna que participó ayer de las discusiones en el piso 17 de la sede de Trabajo, es una cuestión matemática. "Si la empresa se comprometió a no efectuar despidos, significa que los compañeros suspendidos deberían reingresar en su totalidad este viernes, que es el día que finaliza la suspensión". En ese caso, las 70 reincorporaciones anunciadas comprenderían a la mayor parte de los 85 despedidos. Pero Kraft no dio indicios sobre qué criterio aplicará. "Recién lo sabremos el viernes. Y si en vez de 15 despedidos, tenemos 50, entonces siguen los problemas", agregó Penayo.

Comentá la nota