Kirchneristas y peronistas irán separados en Santa Fe y Córdoba

Sólo en Buenos Aires, Kirchner tendrá como aliado principal al PJ. En Santa Fe, Reutemann finalmente no irá con Rossi. En Capital, habrá lista del FPV, pero aún no hay candidato
Anoche quedaron inscriptos ante la Justicia Federal con competencia Electoral de cada provincia los frentes con los que los partidos políticos competirán el 28 de junio. Así se dio el primer paso formal del cronograma electoral.

Tanto el oficialismo como la oposición cumplieron con el trámite. El kirchnerismo, con su conocido sello de Frente para la Victoria (FPV), se presentará como tal hasta en las provincias en las que no tendrá un escenario sencillo, como Córdoba, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

De los distritos de mayor peso electoral, sólo en Buenos Aires los aliados a la Casa Rosada se inscribieron como Frente Justicialista para la Victoria. Ya es un hecho que está lista la encabezará el propio Néstor Kirchner, junto al gobernador Daniel Scioli y la actriz Nacha Guevara, quien ayer estuvo con la presidenta Cristina Fernández.

El espacio oficial bonaerense estará conformado por los partidos para la Victoria, Conservador Popular, Intransigente (PI), Demócrata Cristiano, Hacer por Buenos Aires, Frente Grande y Proyecto Popular, entre otros.

Pero ayer las miradas estuvieron puestas en el territorio porteño. Cuando parecía que el kirchnerismo no se iba a presentar con el FPV, los referentes del PJ local, que conduce el sindicalista Víctor Santa María, inscribieron el frente. Tras una jugada que dejó a un costado al titular del PJ, Alberto Fernández, y evitó la prescindencia partidaria, la dirigencia trajinó las líneas telefónicas para alcanzar un acuerdo que incluyen, además del peronismo, al Partido Intransigente (PI), el Partido para la Victoria y Nueva Dirigencia.

En el distrito, las candidaturas tendrán un capítulo aparte, en la que se espera una dura discusión interna. Sucede que Daniel Filmus ya dio un no rotundo y despertó un profundo recelo en las filas del PJ. Ahora trabajan para aglutinar a la mayor parte de la dirigencia ‘progresista’, que alguna vez comulgaron con el kirchnerismo, para lo cual ya hay negociaciones que van desde Jorge Telerman, quien parece alejarse cada vez más, Rafael Bielsa y hasta Carlos Heller, aunque, precavido, inscribió su propio Frente llamado Encuentro Popular para la Victoria. Tampoco descartan un acuerdo con Aníbal Ibarra, quien tiene el respaldo de Alberto Fernández.

En Santa Fe, otras de las provincias esquivas a la Casa Rosada, el PJ no presentará una boleta con la simbología tradicional. Por un lado estará Santa Fe Federal, encabezada por el senador Carlos Reutemann. Aquí se asociaron los partidos Demócrata Cristiano, Conservador Popular y el Movimiento de Integración y Desarrollo.

El referente kirchnerista en la provincia, Agustín Rossi, enfrentado con el ex gobernador, será quien encabece la listas de diputados de FPV, que se inscribió en alianza con el Partido Progreso Social (PPS), el PI y el Partido Humanista (PH). Rossi aún negocia con sus aliados para ver quien encabezará la nómina de senadores.

Los kirchneristas también rompieron la sociedad con el PJ orgánico en Córdoba. Aquí se llamará Frente para la Victoria y la Equidad, y quedó integrado por los partidos para la Victoria, Comunista, el PI, Humanista, Frente Grande, Acción para el Cambio y Solidario, entre otros.

En busca de consolidar este espacio, Kirchner cenó anoche en ‘El Mangrullo’, una típica parrilla en la que se reunían los referentes peronistas en épocas del menemismo, con un grupo de intendentes cordobeses. Los referentes serán Patricia Vaca Narvaja y Eduardo Acastello.

Como ya es tradicional, el peronismo integrará la alianza Unión por Córdoba, que conforma con otras 17 fuerzas. Entre ellas estarán la Democracia Cristiana, Frente Federal, Unión Ciudadana, Unión Vecinal de Córdoba y Recrear.

Comentá la nota