Kirchneristas agredieron a Macri y Susana Giménez

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y la conductora de televisión Susana Giménez fueron agredidos ayer por un grupo que les arrojó huevos cuando se retiraban de un acto en el barrio de Flores, donde inauguraron la Casa de las Madres del Paco.
El hecho fue protagonizado por personas que se encontraban fuera de la sede, mientras el PRO rechazó la agresión y la adjudicó a "un grupo kirchnerista".

Militantes de la agrupación kirchnerista Corriente Nacional Martín Fierro admitieron su participación en el hecho para rechazar la presencia de Macri, porque durante los dos años que lleva de gestión "no se cumplieron las promesas de campaña, sino que todo empeoró para la gente más pobre".

Los integrantes de la organización política, inclusive, anunciaron que si el jefe de Gobierno tiene la intención de regresar al barrio, "primero" debe solucionar los "problemas" de la comunidad.

"Sino no va a ser bien recibido. Si sólo busca una foto, esto que pasó en nuestro barrio le va a comenzar a pasar en todos lados", advirtieron en un comunicado. La Corriente Nacional Martín Fierro, que el lunes pasado protagonizó una movilización de respaldo al ex presidente Néstor Kirchner, explicó que su opinión contraria a Macri no implica oponerse a la actividad de las Madres del Paco ni a Susana Giménez. "Valoramos el enorme esfuerzo que hacen para luchar por los pibes. No tenemos ningún tipo de problema con Susana Giménez y hacemos responsable a Macri por la situación que les hizo pasar", comentó la agrupación. Macri y Giménez habían concurrido a la inauguración del centro de tratamiento para adictos al paco.

En el acto también estuvieron el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el futbolista Guillermo Barros Schelotto, entre otros.

Comentá la nota