El kirchnerista Viqueira reemplazaría a Daniel Juez en el Gabinete

Sangría de juecistas en el Palacio: Giacomino pidió renuncias en Asesoría Letrada: se van Falfán y Quinteros. Como adelantó este diario, el nuevo asesor letrado será Carlos Varas, quien ocupara el mismo cargo con Martí.
El intendente Daniel Giacomino se dispondría en los próximos días a reemplazar a Daniel Juez, hermano de Luis Juez, de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad, y lo reemplazaría por el kirchnerista ex diputado nacional Horacio Viqueira.

Esta decisión, junto al pedido de renuncia que el intendente le cursó ayer al asesor letrado, Daniel Falfán, y a su segundo, Juan Pablo Quinteros, ambos también juecistas, señalaría una instancia de ruptura definitiva entre Giacomino y Juez, a poco de comenzar el presente año electoral.

Viqueira, presidente del partido Frente Grande, estaría secundado por dos subsecretarios designados por el titular del Palacio 6 de Julio: Jorge Navarro y Juan Viola.

El primero acaba de dejar la Subsecretaría de Participación Ciudadana, peleado con su jefe Guillermo Luque. El segundo, un dirigente de la corriente peronista K Megafón, se desempeñó como titular del CPC Guiñazú.

En tanto, en Asesoría Letrada se cumplió el anuncio de anteayer de LA MAÑANA: el intendente designó a Carlos Varas, un abogado que ocupara el mismo cargo durante la segunda gestión del radical Rubén Martí, con quien mantiene una estrecha relación. El nombramiento pone en evidencia la «radicalización» de la administración Giacomino, que busca rodearse de ex funcionarios de Martí o Ramón Mestre.

Los concejales que responden al ex intendente advirtieron que no le harán fácil el paso a Varas por el Concejo Deliberante, que tiene que aprobar la designación del asesor letrado. Algunos ediles ya revisan archivos periodísticos en búsqueda del datos del pasado del abogado. Para reemplazar a Quinteros se nombró a Carlos Calleri, ex funcionario del Concejo Deliberante también en la era Martí.

La situación de Daniel Juez fue manejada con total discreción en el Palacio 6 de Julio, donde no confirmaron ni negaron la salida del hermano de Juez, ni si habrá otro cargo para él.

Los juecistas aseguraron ayer desconocer la llegada de Viqueira al municipio (un dirigente de marcado perfil antijuecista, que a su vez es fuertemente criticado en el Frente Cívico), pero en términos potenciales afirmaban que la eyección de Daniel provocaría “la ruptura de todos los puentes” en el seno del Frente. Un funcionario, más contundente, habló de «guerra total».

El reemplazo de juecistas, por dirigentes martiístas o kirchneristas, se produce en momentos en que el megaproyecto urbanístico del gobierno provincial para la ciudad de Córdoba se instaló como nuevo eje de una durísima polémica en el seno de fuerza política oficialista en la Municipalidad.

En los últimos días, las principales espadas de Juez han acusado al intendente de «encubrir» supuestos negociados que habilitaría el megaplan. Y Giacomino contestó con lindezas similares.

A su vez, se trata de una señal al kircherismo que da Giacomino al gobierno nacional: los que se van son anti- K y los que llegan a Desarrollo Social son K.

Algunas versiones indican que Viqueira, actual director de la empresa de trasporte eléctrico Transener, por la petrolera estatal Enarsa, podría convertirse en un el eventual candidato a diputado nacional de la lista del kirchnerismo-giacominismo en las elecciones legislativas de este año.

Con todo, la posible expulsión de Daniel Juez seguramente tendrá un costo político para el gobierno municipal, básicamente en el Concejo Deliberante, donde la mayoría de los ediles responden a Luis Juez.

Sin embargo, un rápido paneo por la agenda legislativa comunal indica que Giacomino se aseguró, hacia fines de año pasado, la aprobación de algunas de las grandes ordenanzas que necesita para manejarse en 2009: el Presupuesto, el revalúo impositivo y la creación de la empresa estatal Crese, que se encargará de recolectar la basura. Algunos hasta indican que con el Presupuesto de este año también podría gobernar, vía reconducción, en 2010.

Queda pendiente el debate en el Concejo del megaproyecto inmobiliario del gobierno de Juan Schiaretti, al que Luis Juez se opone rotundamente, según ya adelantaron algunos de sus principales adláteres. En ese escenario, es de esperar que el bloque del Frente Cívico se niegue a acompañar un proyecto que tenga el sello del gobierno provincial y de su “alianza” con Giacomino.

En el plano de la anécdota política queda la fecha en que el alcalde de la ciudad eligió romper con su otrora mentor. Fue también a fines de enero, pero de 2002, que el ex gobernador José Manuel de la Sota le dio públicamente la espalda a su delfín, el entonces intendente Germán Kammerath. La sociedad De la Sota-Kammerath se disolvió a los dos años de gestión del segundo; la de Juez-Giacomino, al año.

Comentá la nota