El kirchnerismo vuelve a la Casa de las Tejas con obras (avanza un acuerdo electoral)

Tras las vacaciones por Italia, Schiaretti firmará hoy dos convenios con la secretaria de Ambiente de la Nación. Expectativa por la definición del gobernador sobre la reestatización del sistema previsional en el país.
Juan Schiaretti realizará hoy su primera aparición pública tras sus vacaciones en Italia, y lo hará teniendo a su lado a Romina Picolotti, la secretaria de Medio Ambiente de la Nación, en la firma de un convenio que marca el regreso del kirchnerismo a actos oficiales en la Casa de las Tejas, un hecho que no se producía desde que las relaciones con la Nación se tensaron por la crisis del campo.

La cercanía de la funcionaria “kirchnerista” habilitando obras para Córdoba se produce en un contexto especial, que es cuando la prensa y el gobierno nacional esperan que el gobernador pronuncie su respaldo a la estatización del sistema jubilatorio.

Aunque está en duda que Schiaretti diga algo hoy respecto al tema del fin de las AFJP, funcionarios próximos a su despacho estiman que más temprano que tarde, el gobernador terminará respaldando la jubilación estatal por su condición de “peronista”.

La vuelta de los fondos del kirchnerismo para obras públicas está además ligado a “un gran acuerdo” entre la Provincia y la Nación por la aprobación de la ley en el Congreso de la Nación que reestatiza el sistema previsional y dota de fondos a las arcas nacionales que le permitirá cierta holgura presupuestaria en un año electoral como será 2009.

“Gran acuerdo”

Tal como adelantó LA MAÑANA, el “gran acuerdo” con el kirchnerismo presupone una solución al déficit de la Caja de Jubilaciones (cuando todavía se discute la deuda entre 2002 y 2007), fondos para obras públicas (algunas provinciales se postergaron por 30 días) y una lista única entre el Partido Justicialista y el Frente para la Victoria, en la que estén representados todos los sectores.

En la Casa de las Tejas hay ministros que piensan que el kirchnerismo tiene necesidad política de imponerse en algunos distritos importantes del interior, y no sólo en el conurbano bonaerense, y de allí el interés por sumar a Córdoba entre las provincias que aporten votos y legisladores “leales” el año próximo.

Así visto, la presencia de Picolotti firmando convenios de manera oficial en la Casa de las Tejas, no dejan dudas sobre la buena disposición del kirchnerismo a abrir la billetera para conquistar un distrito adverso, aunque también representa una presión para recordar a sus autoridades lo importante que es no volver a extraviar el rumbo, como ocurrió en el conflicto con el campo.

El motivo de la presencia de Picolotti hoy en Córdoba, es la firma de dos convenios, uno de un millón para el mantenimiento de los aireadores del lago San Roque, y otros dineros para la organización del tratamiento de residuos sólidos en toda la provincia, partidas que serán administradas por las Comunidades Regionales.

Estos fondos para solucionar el problema de los basurales a cielo abierto provendrán, según se informó extraoficialmente, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF), y serán partidas que manejará la Provincia a través de las Comunidades en un programa donde también participaría Córdoba Capital (más información en página 20).

Si bien, Schiaretti ya compartió varios actos con los Kirchner en la Casa Rosada, y el ministro Florencio Randazzo estuvo almorzando de manera privada con el titular del Ejecutivo en la Gobernación, los convenios que firmará con Picolotti son los primeros oficiales que se rubrican en la Sala de Situación de Córdoba, luego del distanciamiento provocado por la postura del gobernador en el conflicto con el campo.

Todas las señales políticas, por pequeñas que parezcan, responden a una única estrategia, y todos los piolines que accionan los actos de los protagonistas nacionales, confluyen en una sola mano que los mueve, aunque ésta no siempre se vea: en este caso nos referimos a la de Néstor Kirchner, el estratega para los comicios de 2009.

Comentá la nota