El kirchnerismo, en el sube y baja que marcan las encuestas

Según un sondeo, supera a De Narváez por 5 puntos. En otros, la ventaja es menor.
En el sube y baja de las encuestas, Néstor Kirchner tiene algún motivo para sonreír, pero también encuentra motivos para preocuparse. En el primer sondeo de los que se difunden que incluye una medición domiciliaria, el ex presidente se impone frente a Francisco de Narváez por algo más de cinco puntos y en dupla con Daniel Scioli estira la diferencia a casi diez. Hay, sin embargo, un escenario más oscuro para el oficialismo -cuyos datos no trascendieron pero que se analizan en algunos despachos de la Casa Rosada- en el que Kirchner apenas si mantiene una luz de ventaja sobre Francisco De Narváez.

El trabajo de Ibarómetro, al que tuvo acceso Clarín, fue puesto en conocimiento del gobernador Scioli y del vicegobernador Alberto Balestrini hace apenas 48 horas. Es una encuesta que incluye 600 consultas domiciliarias de las 2000 que comprende la muestra (las restantes son telefónicas). Según sus autores, es la primera que mide en profundidad el voto del segundo cordón del GBA.

En la medición, sin la proyección de indecisos, cuando a la gente se le pregunta sólo por el primer apellido de la lista, Kirchner saca el 28,7%, De Narváez 23,5% y Margarita Stolbizer 8,6%. Los números cambian cuando se nombra a los dos primeros candidatos. Kirchner-Scioli, 31,6%; De Narváez-Solá, 22,7% y Stolbizer-Alfonsín, 13,3%. En el cuarto lugar siempre queda Martín Sabatella, con un promedio superior al 4%.

En la fórmula con proyección de indecisos, Kirchner logra el mejor resultado: saca 40 puntos, contra 28,8 de la lista de PJ disidente y el 16,9 de la Coalición Cívica.

Los encuestadores, explican, sólo incluyeron en las consultas domiciliarias a aquellos encuestados que no tienen línea de telefonía fija en sus hogares. Allí es donde aparece una ventaja más visible en favor de Kirchner-Scioli y se desdibuja el "fenómeno Alfonsín".

Por otra parte, Ricardo Alfonsín, el hijo del ex presidente, tiene mayor intención de voto que Margarita Stolbizer y la unión de ellos en la boleta da un promedio de las intenciones de voto para uno y otro.

Fuentes del oficialismo a las que accedió Clarín, manejan otras mediciones que no hallaron la luz. En esos trabajos los números complicarían la situación del ex presidente. "En el interior de la Provincia está 18 puntos abajo de De Narváez", confían.

Siempre de acuerdo con las cifras que se comentan en el oficialismo, en el segundo cordón del Conurbano Kirchner estaría obteniendo un triunfo con menos margen de lo esperado y conseguiría un empate con De Narváez en el primer cordón. En el kirchnerismo están a la expectativa de lo que sucederá con el "efecto campaña", ya que Kirchner aún no se lanzó: lo hará esta semana con una recorrida por los medios gráficos y audiovisulaes.

Tanto en las encuestas positivas como en las negativas, el Gobierno asume que la pelea será contra De Narváez y no contra la coalición Cívica Stolbizer. En mucho de los escenarios, los dos candidatos del Partido Justicialista se quedan con el 65% de los electores.

Comentá la nota