“El kirchnerismo es un proyecto agotado”.

No es una afirmación de Gerardo Morales o de Ricardo López Murphy: el concepto le pertenece a la dirigencia neuquina de Libres del Sur, que con Jesús Escobar, Paula Sánchez y Mercedes Lamarca a la cabeza, protagonizará un año electoral distinto.
Libres del Sur, aquella agrupación que fue a las elecciones de 2007 formando parte de una coalición signada por el respaldo a las políticas de Néstor Kirchner, salió ahora de manera contundente a afirmar que “el kirchnerismo es un proyecto agotado”, y que la provincia es una muestra de esto el hecho de que “su referencia principal” es “el MPN y el PJ”.

En un duro documento firmado por la conducción provincial, integrada entre otros por Jesús Escobar y Paula Sánchez, Libres del Sur de Neuquén reafirmó que en esta instancia no habrá posibilidades de compartir espacios electorales con los socios del 2007.

Reproducimos a continuación el documento político:

“El kirchnerismo lamentablemente es un proyecto agotado como instrumento de transformación y de cambio. Ya fue.

En nuestra provincia, clara muestra de ello es que su referencia principal esta constituida por el MPN y el PJ.

Idéntica situación puede observarse en otros distritos, donde sus principales aliados son los caciques justicialistas del conurbano, Aldo Rico, Daniel Scioli, Luis Barrionuevo, Schiaretti, para mencionar sólo algunos.

A lo que asistimos hoy es sencillamente a una estrategia superestructural que apunta a evitar un desastre en las legislativas del 2009, de modo de negociar una retirada más o menos decorosa.

Poner un huevo en cada canasta en la provincia no busca otra finalidad que presentar un triunfo ficticio en las elecciones, presentando como propios al resto del país, a los candidatos que surjan del acuerdo entre Sobisch y Sapag por un lado, y aquel que designe a dedo la dirigencia del Partido Justicialista.

¿Que puede salir de Sobisch, Sapag y el PJ? Nada a favor de nuestro Pueblo.

La convocatoria realizada por el PJ es otra muestra de que ya el kirchnerismo quedó atrapado en manos de los menemistas, duhaldistas, etc. En otros tiempos, el espacio del kirchnerismo incluía a diversidad de sectores, partidos, movimientos, dirigentes y militantes de variado origen.

Hoy, difícil resulta distinguir entre PJ y kirchnerismo. De hecho, la reunión del sábado no es una convocatoria de distintos sectores, no. Es una actividad del Partido Justicialista, donde son los dirigentes Justicialistas como Aldo Duzdevich y Sergio Rodríguez, los que realizan las invitaciones y los que deciden quién entra y quién no.

Al tiempo de esto, cada vez se dan más concesiones a los factores de poder que en otra época hundieron a nuestra Patria en la miseria.

No sólo es equivocado acompañar al kirchnerismo porque es un proyecto sin futuro. Hay que agregar, además, que la horrible estrategia política y de alianzas que viene llevando adelante concita un enorme repudio por parte de extendidas franjas de nuestro Pueblo.

Nosotros creemos que hay mucho Pueblo fuera del kirchnerismo y no estamos dispuestos a regalárselo a la derecha. Hay que construir un espacio nuevo del campo nacional, popular y progresista que retome el proyecto de transformación y de cambio abandonado a medio camino por el kirchnerismo.

Hay que animarse nomás y tenerse confianza, sobre todo porque nuestro Pueblo, lejos de haberse corrido a la derecha, ha recuperado muchas de las banderas pisoteadas por treinta años de neoliberalismo, y no va a volver atrás.

Comentá la nota