El kirchnerismo neuquino arranca tercero la pelea

La confirmación de que será el intendente de Cutral Co, Ramón Rioseco, el candidato K en Neuquén, permitió completar el mapa del posicionamiento inicial de la campaña rumbo al 28 de junio. Hay peronistas muy enojados. En el MPN estudian como combatir la imagen de Quiroga. Y en la UCR confían en ganar dos bancas para el "nuevo" radicalismo.
Como era de prever, el anuncio de que el primer candidato del kirchnerismo en Neuquén será el testimonial intendente de Cutral Co Ramón Rioseco, provocó enojo en un sector del peronismo provincial, y ratificó los posicionamientos iniciales de la campaña proselitista, que ubican con mejor imagen en la opinión pública al radical Horacio Quiroga, seguido por José Brillo: en tercer lugar de esta primera aproximación de las encuestas se ubica el candidato del peronismo K.

Este jueves se disparó munición gruesa contra la decisión de la cúpula justicialista. El encargado de criticar fue el mercantil Sergio Rodríguez, titular de la CGT. Dijo que la imposición de Rioseco como titular "testimonial" de la lista constituye "una humillación" para el peronismo neuquino, y se quejó de que no se respetó la definición del Congreso partidario, que había fijado como condición para la integración del peronismo con las alianzas que el primer lugar se guardara para un peronista.

Desde el oficialismo, el diputado provincial Luis Sagaseta, titular del Consejo provincial del PJ, se encargó de desestimar estas críticas. No solo elogió a Rioseco, sino que lo identificó como un hombre "muy comprometido" con las políticas llevadas adelante por el gobierno de los Kirchner.

Aclaró, de paso, que la de Rioseco será la única candidatura testimonial (es decir, que si gana no asume su banca), ya que tanto Beatriz Gentile como Ariel Kogan están dispuestos a cumplir el compromiso de hacerse cargo de una banca en el Congreso, si los votos lo hicieran posible.

Mientras en el PJ se acentúa la diáspora que precederá la interna por los cargos partidarios que se concretará en noviembre de este año, en el MPN se diagraman acciones de campaña focalizando como principal adversario al radical Quiroga.

"Se le puede ganar, pero habrá que trabajar mucho", se afirma en el partido provincial, al tiempo que se señala que el verdadero desafío del año será la elección para concejales en la capital neuquina. "Será, por lo pronto, una elección que movilizará mucho más al partido, porque tenemos decenas de dirigentes que se quieren presentar", sostienen en el partido provincial.

Al revés del MPN, en la UCR todavía nadie quiere hablar de las elecciones para concejales, entre otras cosas porque más allá de que Farizano haya presentado sus candidatos, todavía se alberga la esperanza, al menos en el círculo áulico municipal, de conseguir pergeñar una lista de "unidad" de la coalición que ganó como tal los comicios del 2007.

Mientras se trabaja en ese sentido, se hace una campaña muy intensa, con un seguimiento diario de las actividades de Quiroga y Benítez, con el objetivo de ganar el 28 de junio. "Queremos meter dos diputados radicales desde Neuquén", dicen los más optimistas.

Comentá la nota