El kirchnerismo limitó en comisión el debate del agro

Sólo trató un plan de emergencia y subsidios a la leche; escándalo
"Se me escapó [Alberto] Cantero, cuando salga lo agarro", gritaba un alterado productor de boina y bombacha a metros del diputado kirchnerista, que se había escabullido por detrás de las vallas. "No vamos a dejar que los diputados voten contra las facultades que les dio el pueblo", decía, a la vez, Alfredo De Angeli a LA NACION mientras intentaba ingresar en la sala.

Con el bullicioso contexto de los autoconvocados del campo, la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, que encabeza Cantero Gutiérrez (FPV-Córdoba), volvió a funcionar ayer después de nueve meses de parálisis. Y al cabo de casi tres horas de debate, tanto el campo como la oposición sintieron que se fueron con las manos vacías. El oficialismo redujo el debate a la aprobación de un dictamen parcial del plan de emergencia agropecuaria que incluye la remisión de fondos a provincias afectadas por la sequía, y a postergar un consenso entre los proyectos que proponen soluciones a la golpeada producción láctea.

Enojados por el proyecto de prórroga de delegación de facultades que el kirchnerismo tratará hoy en comisión (de lo que se informa por separado), los legisladores de la oposición intentaron sin éxito debatir la baja de las retenciones a los granos, el manejo de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y otros temas reclamados por los productores.

La reunión y el temario, pactados por los presidentes de los principales bloques legislativos, no comenzó de la mejor manera. Periodistas y autoconvocados debieron esperar detrás de las vallas hasta que les permitieron entrar en la sala, luego de revertir una orden de las autoridades de la Cámara, que recomendaban no colmar el salón "por la gripe A". "Entren, pero esto no es una asamblea, ¡eh!", les advirtió el radical Francisco Ferro a los manifestantes.

No bien entraron, recibieron un mazazo. "El temario está cerrado", dijo el kirchnerista entrerriano Raúl Solanas a modo de bienvenida.

"¿Por qué sólo la emergencia y la lechería? Del diálogo al chamuyo hay un solo paso", se enojó el macrista Cristian Gribaudo (Pro-Capital). "Acá no hay un acuerdo de todos los bloques. A lo sumo, un acuerdo del oficialismo con bloques independientes que sabrán por qué hacen lo que hacen", disparó el peronista disidente Jorge Sarghini. Su enojo se centraba en Eduardo Macaluse (SI-Buenos Aires), quien coincidió con el oficialismo en varios tramos del encuentro.

"Esperanzas a la gente"

"Hacemos discursos y no resolvemos nada. Resolvamos los dos temas que tenemos [propuestos por el oficialismo], para llevarle esperanza a la gente", afirmó Macaluse, que luego de la reunión debió dar explicaciones en tono elevado a distintos grupos de productores entrerrianos.

Luego de los repetidos gestos de reprobación de los opositores -que están divididos en torno a la decisión de exigir al oficialismo una baja de las retenciones de la soja- la Comisión de Agricultura acordó tratar, en la sesión del próximo miércoles, un plan de emergencia agropecuaria cuyo monto final quedó en suspenso.

Un día antes, las comisiones de Presupuesto, Comercio y Agricultura de la Cámara baja intentarán encontrar un dictamen de consenso que resuma los cinco proyectos de ley que proponen mejoras para tamberos y productores.

"Las retenciones deben tratarse en la Comisión de Comercio, no aquí", explicó la secretaria del bloque kirchnerista, Patricia Fadel (FPV-Mendoza) como para cerrar el temario definitivamente.

Demasiado poco para los reclamos que hicieron los ruralistas autoconvocados, que partieron a los despachos de los diputados oficialistas siguiendo un mandato que hizo De Angeli. "Que mañana (por hoy) no voten contra el pueblo", fue el mensaje del chacarero más famoso.

Lavagna duda del diálogo con el campo

* Durante una visita a la Exposición Rural, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna manifestó que "hay razones para temer que sea maquillaje" la convocatoria realizada por el Gobierno a la Comisión de Enlace. "Esperemos hasta el viernes para ver si hay un intento de dar soluciones o si se trata de ganar tiempo", expresó, y aconsejó eliminar las retenciones al trigo, al maíz y al girasol. En el caso de la soja, dijo que se deben segmentar las retenciones, para "equilibrar el interés del sector con la necesidad de mantener las cuentas públicas".

Comentá la nota