"El kirchnerismo impulsa el saqueo del interior".

De Angeli, que vino a Tucumán a apoyar a Cano y a Casañas, criticó al Gobierno nacional: "si gana, estará en riesgo la propiedad privada". Según el ruralista, el rechazo oficial a la lista única y al voto electrónico demuestra que el fraude va a ser un problema.
Alfredo de Angeli ve en su propio surgimiento como figura nacional una consecuencia no esperada del enfrentamiento entre el campo y el Gobierno. En un lugar estelar desde el año pasado, minimizó su aparición: "soy un producto del egoísmo y de la soberbia de Néstor y de Cristina Kirchner. Estaba mucho más tranquilo antes: manejaba mis horarios, veía a mis hijos. Ahora no tengo tiempo para la actividad física, y a veces como bien y otras, mal. No me quejo, pero hay que tener los pies sobre la tierra cuando te reciben con aplausos, y mucho cuidado con el que te palmea la espalda", se sinceró.

El entrerriano estuvo ayer en Tucumán para respaldar a los candidatos locales del Acuerdo Cívico y Social (ACS), cuyas listas lideran el radical José Cano para el Senado, y el productor sojero Juan Casañas para Diputados. En ese contexto, visitó LA GACETA, donde fue recibido por el gerente general José Pochat y por el secretario general de redacción, Carlos Abrehu.

Su primera escala fue en la Sociedad Rural de Tucumán, donde la lista opositora obtuvo el expreso respaldo de su titular, Manuel Avellaneda, según anunció Casañas. Luego mantuvieron reuniones en Simoca, Bella Vista, Banda del Río Salí, La Ramada y Concepción. En esta última escala hubo un almuerzo con 300 dirigentes, que tuvo como anfitrión al ex concejal Raúl Albarracín.

Por un nuevo Congreso

De Angeli instó a modificar la integración del Congreso y a consagrar un parlamentario opositor por provincia. En ese contexto, reivindicó los candidatos de la ACS, pero destacó que lo importante es saber a quién no se debe votar: al kirchnerismo.

"Estamos jodidos (sic), porque tenemos un Gobierno que no acepta los disensos y al que debemos enfrentar con inteligencia. Si pierde las elecciones, deberá allanarse a la voluntad del pueblo porque estamos en una democracia. Si no gira el rumbo, se confirmará que estamos en una tiranía. Si no lo logramos, será un momento muy convulsionado, porque el modelo del kirchnerismo irá entonces por la propiedad privada y por la libertad política, que estarán en riesgo si gana el oficialismo", alertó.

El referente de la Federación Agraria destacó que su propuesta opositora tiene mucha aceptación en las provincias, aunque es recibida con apatía en los sectores pobres. Entendió que ello se produce porque priorizan la subsistencia diaria antes que el futuro.

"El Gobierno no impulsa el populismo sino el saqueo del interior para mantener el conurbano bonaerense. Ni siquiera lo saca de la pobreza, porque es su negocio para seguir en el poder. Juega con la miseria, y a la gente le regalan cosas dos meses antes de las elecciones y después los hacen sufrir. Nivela para abajo", puntualizó.

"El fraude es un problema. Por algo no quisieron las listas únicas ni el voto electrónico y adelantaron las elecciones para un día que estará oscuro al comienzo y al cierre; en esas horas se mueven mejor los bandidos. Siempre fuimos muy descuidados, pero ahora seremos celosos custodios con los fiscales. Tenemos mucha culpa del sector por no habernos comprometido antes: éramos productores, habitantes que trabajábamos tranqueras adentro, y ahora estamos siendo ciudadanos", admitió.

De Angeli pidió que los debates no se queden en posiciones ideológicas inflexibles, para pensar en otros modelos. Reclamó que se le den herramientas a todos los productores para que no queden atados a la soja y se diversifique la economía.

Hacia 2011

El dirigente aclaró que nunca pensó en ser candidato en estos comicios, ya que su mayor aporte es respaldar los postulantes del campo en todo el país (14 ruralistas integran listas). Aceptó que lo tienta pelear por la gobernación de Entre Ríos dentro de dos años, pero señaló que el objetivo está centrado en el 28 de junio.

"Estoy obviando 2011 por ahora. Queremos volver a ser República, pero nos está faltando la pata del Congreso. Hay un montón de leyes pendientes. Cuando cambiemos su conformación. cambiarán las cosas y empezarán las discusiones, que también las tendremos nosotros adentro. Las superaremos como Brasil, que tiene un bloque verde en su parlamento, donde se junta la derecha y la izquierda para alcanzar los consensos", señaló.

Frases del productor

"Las provincias están en contra del Gobierno nacional, porque está empobreciendo al pueblo. El campo paró, se generó desocupación en la industria, el transporte y la construcción. Antes, los albañiles daban turno, hoy buscan changas".

"Queremos que el pequeño productor pueda crecer; que el mediano tenga previsibilidad y que el grande siga en su camino para contribuir con los impuestos".

"El gobierno generó la crisis en marzo de 2008 e hizo que la mesa de enlace se constituya y permanezca un año y medio pese a todos los intentos de desarmarla".

"El cuarto oscuro no debe ser tan oscuro: ahí deben encenderse las luces para cambiar".

"A Randazzo no le creo nada. El ministro del Interior no puede llegar a su pueblo; está como perro dañino, lo corren de todos lados".

"Lula no tiene mayoría parlamentaria pero el 80% de imagen positiva. Baja la pobreza, pero lo mismo le voltearon el proyecto de Impuesto al Cheque".

"No se si vengo de una formación de izquierda. Me llaman el ala liberal de la Federación Agraria".

"Reutemann cambió, no sé si profundamente o no. Me abstengo a pensarlo en 2011. No me olvido de su pasado, pero lo necesitamos en este momento".

"No voy a dejar el cuero en la ruta, pero sí en la campaña. Si no ganamos, tendremos la conciencia tranquila".

Comentá la nota