El kirchnerismo impulsa una ley agraria para quebrar a la Mesa de Enlace

Diputados oficialistas intentarán llevar al recinto el próximo miércoles la ley que controla los alquileres de las tierras. Tiene dictamen de comisión y orden del día pedido
El kirchnerismo aparece decidido en el Congreso a aprovechar las sesiones que le quedan hasta el recambio parlamentario para desgastar a su principal rival del último año y medio: el campo.

Tras el amplio triunfo en Diputados para la media sanción de la prórroga a las facultades delegadas, y previendo una victoria en el Senado para la misma iniciativa (un duro golpe para el ruralismo, ver pág.3), el oficialismo de la Cámara baja adelantó su intención de llevar al recinto una ley que sembrará discordia en el propio seno de la mesa de enlace agropecuaria nacional.

Tal como adelantó El Cronista el pasado viernes, el oficialismo de la Cámara baja se apresta a tratar en el recinto la nueva Ley de Arrendamientos. La intención es que el debate se realice el próximo miércoles. La nueva Ley de Arrendamientos es una vieja bandera de la Federación Agraria que lidera Eduardo Buzzi, y a la vez que cuenta con resistencias desde diversas líneas de Confederaciones Rurales (CRA) y de Sociedad Rural (SRA).

El kirchnerista Alberto Cantero, presidente de la comisión de Agricultura, adelantó que el proyecto llegará al recinto de Diputados la semana próxima. Dijo que en los próximos días se abocará a encontrar consensos los opositores que mostraron disidencias con la iniciativa, a fin de que se acuerden algunas modificaciones y que el proyecto se apruebe en la sesión del mismo miércoles.

Es que el ordenamiento legal para el alquiler de tierras de cultivo fue puesto en la mesa de negociaciones el año pasado. En medio del conflicto por las retenciones móviles, la comisión de Agricultura, en manos kirchneristas, desempolvó una iniciativa del diputado del SI Eduardo Macaluse, quien había hecho propio un proyecto de FAA, presentado en 2002. El objetivo primordial en aquel momento había sido seducir a los federados, concediéndoles una de sus históricas luchas, y dinamitar la unidad que mostraba la mesa de enlace en ese momento de extrema confrontación.

Pese a no poder lograr esa ruptura, y tras el voto no positivo del vicepresidente Julio Cobos y el fin de las retenciones móviles, el cuerpo que preside Cantero le dio dictamen favorable al proyecto de Arrendamiento. Lo mismo hizo la comisión de Legislación. Desde entonces, además, cuenta con orden del día previsto, por lo que el oficialismo sólo tiene que incluirlo en el temario de sesión para que deba tratarse en el recinto.

El autor de la iniciativa, Macaluse, expuso ayer que no quiere que el proyecto sea utilizado por el oficialismo "como bandera para embarrar la cancha y trabar otros consensos".

El proyecto de modificación de la Ley de Arrendamientos apunta a cambiar de 2 a 5 años el plazo para el alquiler de tierras de cultivo y busca desalentar la explotación rural por parte de los pooles de siembra. El texto, de 94 artículos, incorpora además formalidades contractuales que hoy no están en la norma, impulsando la conservación de los recursos y defendiendo las pequeñas y medianas explotaciones.

Debate federado

Mientras Arrendamientos volvió al centro de la escena parlamentaria, FAA realizará entre hoy y mañana, y a dos cuadras del Congreso, sus jornadas anuales sobre "Uso y Tenencia de la Tierra". Desde las 10, Buzzi encabezará el debate con 250 delegados de todos el país, en el auditorio del hotel Bauen, desde donde FAA denunciará "los problemas de tenencia precaria de la tierra y los conflictos que existen en distintas latitudes del país".

Comentá la nota