El kirchnerismo le dio la espalda y Faggionatto va a juicio político

El kirchnerismo le dio la espalda y Faggionatto va a juicio político
Con la ausencia de los cinco miembros del oficialismo, el Consejo de la Magistratura lo suspendió por mal desempeño de sus funciones. Y lo envió a juicio. Una semana atrás, los mismos kirchneristas habían conseguido bloquear su acusación.
El cuestionado juez federal de Zárate-Campana, Federico Faggionatto Márquez, fue suspendido ayer seis meses en sus funciones por el Consejo de la Magistratura y enviado a juicio político por mal desempeño. La decisión promovida por el senador radical Ernesto Sanz fue posible gracias a la ausencia de los cinco representantes kirchneristas en el organismo.

Fuentes allegadas al bloque kirchnerista en el Consejo admitieron que se decidió no acudir a la reunión plenaria ayer de consejeros para no asumir el "costo político" de volver a defender al magistrado luego de las críticas recibidas por la actuación del oficialismo la semana pasada en la comisión de Acusación y Disciplina.

Aquella vez, con el doble voto de la diputada Diana Conti, presidenta de esa comisión, el oficialismo logró desempatar a favor de no promover el enjuiciamiento de Faggionatto. Ayer esa decisión debía ser refrendada por el plenario del Consejo, que también podía optar por el dictamen en minoría de Sanz. Para cualquiera de las dos variantes se necesitaba el voto de dos tercios de los presentes.

La ausencia de los cinco oficialistas permitió arribar a ese número fácilmente. Faltaron, además de Conti, el diputado Carlos Kunkel, los senadores Nicolás Fernández y Marcelo Fuentes y el secretario de Justicia, Héctor Masquelet, representante del Poder Ejecutivo.

A favor del juicio político se expresaron los dos legisladores radicales (Sanz y el diputado Oscar Aguad), los dos representantes de los abogados (Pablo Mosca y Santiago Montaña), el representante académico (Mariano Candioti) y dos de los tres jueces (Luis Cabral y Miguel Angel Gálvez).

El tercer juez, Luis Bunge Campos, actual presidente del Consejo, se abstuvo de votar porque había propuesto posponer la votación para otro día.

"Se dio así", dijo Conti cuando Clarín le preguntó por la coincidencia en el faltazo de los cinco representantes oficialistas (ver página 4). Difícil de creer. Si ellos hubieran estado presentes, el dictamen acusatorio hubiera precisado de nueve y no de siete votos, es decir dos más.

¿Había algún oficialista dispuesto a votar contra Faggionatto? No se sabe, aunque Kunkel, por caso, tiene acusado al juez en otro expediente, junto con Sanz, por un procedimiento dudoso en la causa de la efedrina.

Faggionatto Márquez cobró fama el año pasado por la causa que investiga el tráfico de efedrina. Pero más fama tomó este año cuando a tres semanas de la elección legislativa decidió imputar por narcotráfico al diputado y candidato opositor Francisco De Narváez. Esa medida fue interpretada desde la oposición como una maniobra del kirchnerismo en connivencia con el juez, quien ya era investigado por varias denuncias en el Consejo de la Magistratura. Además, en plena pelea con el campo, el juez procesó a peones rurales por la quema de pastizales en el Delta.

El dictamen acusatorio ayer aprobado refiere a unas 25 denuncias de todo tipo. Las primeras son de 2006 y la mayoría refiere a las demoras y el atraso que tiene el juzgado de Faggionatto Márquez.

Pero también hay denuncias más graves, como una supuesta connivencia con dos policías que luego fueron separados de la Bonaerense, presuntos pedidos de coimas a través de abogados de la zona y hasta haberse investigado a sí mismo en denuncias que le hicieron quienes lo acusaban.

La más curiosa de las acusaciones contra Faggionatto es la de haberse quedado supuestamente con la cosecha de un campo de soja que estaba bajo su custodia y que se habría comercializado en su beneficio. El juez habló de un "robo" de la cosecha que puso al cuidado de los dos policías bonaerenses que finalmente fueron echados de la Fuerza.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados tiene a partir de ahora seis meses para hacer el juicio político contra Faggionatto Márquez. Está integrado por un senador y un diputado kirchneristas (Marina Riofrío y Juan Manuel Irrazabal), otros dos radicales (Juan Carlos Marino y Rubén Lanceta), dos jueces y un abogado.

Comentá la nota