El kirchnerismo enfrenta una jornada clave para las facultades delegadas en Diputados

Legisladores debaten la prórroga en comisión y luego el oficialismo intentará llevarla al recinto; el apoyo de aliados para lograr quórum y habilitar el debate
Tanto la disciplina como la capacidad de negociación del kirchnerismo se ponen hoy a prueba en el Congreso con un debate clave para el Gobierno. La Cámara de Diputados debate la prórroga de las facultades delegadas al Poder Ejecutivo, cuya cesión vence el 24 de este mes y entre las que se destaca la de fijar el valor de las retenciones.

El primer debate comenzó a las 10.40 en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, donde, aunque el Frente para la Victoria tiene mayoría, se espera un áspero debate.

El primer escenario de discusión será la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde, aunque el Frente para la Victoria tiene mayoría, se espera un aspero debate.

En la Comisión, presidida por la diputada Graciela Camaño, el oficialismo quiere firmar dictamen de la iniciativa para que sea tratada en la sesión de esta tarde en el recinto.

La verdadera prueba de fuego para las filas oficialistas llegará en cuanto intente llevar el tema al recinto y deba conseguir 129 diputados dispuestos a dar quórum y habilitar así el debate.

Con esa obsesión, la cúpula oficialista redobló su presión en las últimas horas para contener las fisuras internas y, en paralelo, acercó posiciones con los 16 legisladores que integran los bloques Solidaridad e Igualdad (SI), Encuentro Popular y Social (EPyS), Diálogo por Buenos Aires y Proyecto Sur.

En pugna. El proyecto oficialista propone que la prórroga de las facultades delegadas por el Congreso se extienda por un año. Además, establece que se ratifiquen todas las medidas que adoptó el Gobierno en virtud de esas facultades entre 2006 hasta la fecha.

Los cuatro bloques que ayer se reunieron con el oficialismo reclamaron límites precisos a la delegación de facultades y mayor control parlamentario de las medidas que adopte el Gobierno en virtud de esas atribuciones. Concretamente, propusieron que el plazo de la delegación sea menor (seis meses) y que esta facultad sea sólo utilizada por el presidente, es decir, que no haya más "subdelegaciones" legislativas en ministros o funcionarios de segundo rango.

Rechazo y retenciones. La oposición, en tanto, rechaza de plano una nueva delegación de facultades legislativas en el Gobierno, e insiste en que el Congreso debe recuperar esas atribuciones.

A partir de esto, proponen una rebaja inmediata en las retenciones al agro, aunque en este punto no hay una posición unívoca entre los distintos bloques.

La Coalición Cívica pretende una baja de diez puntos en las retenciones a la soja (del 35 al 25 por ciento), mientras que la UCR propone reducirlas en 5 puntos. Para el socialismo es fundamental establecer retenciones segmentadas según el tonelaje producido.

Buena parte del PJ disidente también propone el rechazo a la delegación de facultades, pero no está de acuerdo en fijar, ahora, una nueva estructura de retenciones.

Comentá la nota