El kirchnerismo embiste otra vez contra Cobos y pide su renuncia.

El kirchnerismo embiste otra vez contra Cobos y pide su renuncia.
El diputado oficialista Carlos Kunkel fue nuevamente el encargado de traducir la aspiración del Gobierno: que el vicepresidente deje su cargo. Lo hizo un día después de que Cobos difundió un documento plagado de críticas a la política kirchnerista, con referencias explícitas al INDEC y a la estrategia de la Casa Rosada con el campo.
El mendocino retó a senadores y diputados a que le inicien un juicio político, tal como había hecho en noviembre pasado. Admitió además que si fuera un ministro del Gobierno ya hubiera renunciado. “Yo no cargo contra nadie”, explicó.

El diputado oficialista Carlos Kunkel volvió a actuar ayer el rol de vocero oficial del kirchnerismo más puro, y volvió a pedirle lisa y llanamente al vicepresidente Julio Cobos que renuncie a su cargo por sus diferencias sustanciales con el Gobierno.

“El vicepresidente debería hacer como (Carlos) ‘Chacho’ Alvarez. Si está en desacuerdo con el Gobierno, que renuncie y se vaya”, disparó.

El bonaerense fue uno de los primeros en sumarse al coro de críticas oficiales luego del voto “no positivo” de la madrugada del 17 de julio del año pasado. Ahora hizo lo mismo un día después de que Cobos diera a conocer un documento muy crítico a varias de las políticas implementadas por el Ejecutivo.

“Cuando fuimos diputados por la Juventud Peronista renunciamos a nuestras bancas por tener disidencias con Perón. Y en aquel momento nadie había votado por Carlos Kunkel, entonces la banca era del partido, no personal, pero ante la diferencia política nos fuimos”, comparó el legislador ultra K.

Pero Cobos no se quedó atrás. “Pidan un juicio político” redobló su apuesta frente a los pedidos de renuncia.

“Si hubiera sido ministro ya hubiese renunciado”, confesó ayer por la mañana el mendocino en una radio de su provincia, donde se encuentra tratando de cerrar un acuerdo con el radicalismo local. “Tengo una carga pública otorgada por el voto por la ciudadanía. Si los diputados y senadores, que son los representantes del pueblo, entienden que yo estoy actuando mal, están los caminos institucionales: pidan un juicio político”, desafió el vicepresidente. De este modo reiteró el planteo que había hecho el 28 de noviembre pasado ante una situación similar.

El viernes por la noche, el ex gobernador de Mendoza se alejó un poco más del Gobierno. Difundió un documento con las bases de su partido, el ConFe, para discutir los futuros acuerdos con otras fuerzas políticas. Allí, pidió “fortalecer el Consejo de la Magistratura”, otorgarle mayor transparencia al INDEC y “diseñar una política federal agropecuaria”. También criticó duramente el reparto de obras públicas del kirchnerismo, los superpoderes y el financiamiento de las campañas.

No obstante, en la entrevista al programa Acceso Directo de la emisora Nihuil, Cobos intentó minimizar la polémica que despertó el contenido del documento. “Yo no cargo contra nadie”, aclaró. “No es contra el Gobierno, sino que es lo que pensé y lo que sigo pensando. No es nuevo lo que estoy diciendo”, agregó el titular del Senado. “Le dio una idea al kirchnerismo: que lo saquen con un juicio político”, comentó PERFIL a uno de los hombres de confianza del vicepresidente.

Cobos 2011. Aunque aclaró que nada le impide mantener su cargo y ser candidato a la presidencia, el mendocino remarcó que ni piensa aún en presentarse en los futuros comicios de 2011. Frente a sus recientes movimientos políticos, Cobos adujo: “No estoy en la oposición, pero tampoco estoy en la sumisión”. Y aclaró que mantiene conversaciones “con todas las fuerzas políticas”. Remarcó que con el radicalismo –partido que lo expulsó de “por vida” cuando compartió la boleta K– tiene “mayor afinidad y acercamiento”. De esta forma, el vicepresidente salió al cruce de los rumores que lo ubican cerca de la nueva alianza entre Francisco de Narváez, Felipe Solá y Mauricio Macri. Si bien señaló que “nunca se habló de mi regreso al radicalismo”, Cobos comentó que el acuerdo entre el ConFe y la UCR mendocina ya se encuentra bastante avanzado.

El cobista Mario Meoni fue uno de los que prendieron la primera luz de alerta frente al acuerdo con el radicalismo, que orgánicamente ya cerró filas con la Coalición Cívica. El intendente de Junín alertó ante PERFIL: “Frente a los vaivenes de Carrió, no descontamos un acercamiento al peronismo disidente”. Y se especula que la semana que viene se reunirá con Solá.

Comentá la nota