El kirchnerismo dice que esperará el resultado en la Plaza

Sectores políticos y agrupaciones sociales ligadas al núcleo duro del kirchnerismo anunciaron ayer que se movilizarán a la Plaza de Mayo el domingo a la noche. Se especula que lo harán con el doble objetivo de reservar el espacio histórico para un eventual triunfo de la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires y preservarlo frente a un posible intento opositor de ir a protestar a la Casa Rosada en caso de que se cumplan sus pronósticos de fraude electoral.
El ancitipo lo formularon, a coro, el piquetero oficialista, Luis D'Elía y el diputado ultrakirchnerista Carlos Kunkel, candidato a la reelección por la boleta que encabeza Néstor Kirchner y mantiene una disputa pareja con la de Unión-PRO, liderada por Francisco de Narváez.

Ambos informaron que columnas del kirchnerismo avanzarán hacia la Plaza de Mayo al cierre del horario de votación, para esperar los resultados. Y que festejarán el "amplio triunfo" que esperan, a manos del oficialismo. Dirigentes opositores reaccionaron de inmediato y denunciaron -aunque reservando sus nombres- el hecho como un intento de "copar la Plaza" ante una posible derrota.

De todos modos, hasta ahora ningún sector habló de apropiarse anticipadamente de la Plaza de la Repúbica que rodea el Obelisco, donde tradicionalmente se realizan las celebraciones de los triunfos, sean políticos ó deportivos.

D'Elía afirmó que encabezará la columna de la Federación Tierra y Vivienda, que dirige. "Nosotros y otras organizaciones que quieran participar nos vamos a movilizar a Plaza de Mayo, porque el domingo habrá un amplio triunfo", señaló ayer D'Elía a la agencia DyN. El dirigente piquetero y ex funcionario kirchnerista protagonizó un violento episodio hace poco más de un año, en pleno conflicto con el campo, al asestarle una certera trompada a un manifestante ante las cámaras de televisión, en las inmediaciones del Obelisco.

Hasta ahora, una movilización kirchnerista que involucrara al ala política solo se manejaba como una posibilidad remota. Pero Kunkel le reveló a la agencia estatal Télam que "el domingo próximo, a las 19, nos vamos a juntar todos los compañeros para festejar en la Plaza de Mayo, el triunfo de todos aquellos que decidimos ratificar el compromiso de acompañar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a Néstor Kirchner en la consolidación de este modelo".

En otros ámbitos políticos se leyó la convocatoria como un intento de "evitar un cacerolazo" opositor que sobrevendría, dicen, si el resultado es ajustado. Y que buscaría instalar la duda acerca del fraude.

"En cada lugar por donde vamos, nos manifiestan el agradecimiento y el reconocimiento por todo lo que se ha estado haciendo", afirmó Kunkel, al ratificar la movilización a la Plaza.

Comentá la nota