Al kirchnerismo no le cierran los números en dos temas claves

Necesita extender los superpoderes (que vencen el 24 de agosto) y aprobar el tarifazo del gas.

El oficialismo parlamentario enfrenta serias dificultades para lograr acuerdos que permitan aprobar una nueva prórroga de las facultades delegadas, que vencen el 24 de agosto, y para avanzar en respuestas frente a los problemas del campo, como la emergencia agropecuaria y la situación de la lechería.

Hoy, la presidenta Cristina Fernández recibió en Olivos al jefe del bloque de diputados del Frente Para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, para analizar la estrategia oficial con vista al reinicio esta semana de las sesiones parlamentarias.

El kirchnerismo quiere evitar que se repita la experiencia del año pasado, cuando se debatió la resolución 125, aceptó "varios cambios al proyecto inicial" y después lo terminó votando solo, confiaron desde las cercanías de Rossi; y si bien en números podría hasta intentar ir al recinto por lo bajo reconocen que sería una jugada con un destino muy corto (el 10 de diciembre cambia la mitad de la Cámara).

Sin embargo, dicen que en esa materia "no hay urgencia" y parece demostrarlo el hecho de que la comisión de Asuntos Constitucionales, que debe tratar el asunto, todavía no tiene fecha oficial de reunión. "Si vamos a hacer modificaciones, queremos que firmen el dictamen", afirmó la misma fuente, quien admitió que hay posibilidades de efectuar cambios a la propuesta de facultades delegadas, en especial por el Código Aduanero, que le permite al Poder Ejecutivo mover las alícuotas de las retenciones y aranceles por derecho de exportación. En la oposición, tanto macristas como los representantes de la Coalición Cívica y socialistas tenían desde el inicio una posición dura, sobre todo en lo que respecta a continuar delegando facultades del parlamento al Ejecutivo, y a ellos se sumaron los radicales, que ahora afirman que votarán en contra de la delegación, es decir, por su derogación.

Mientras, desde el macrismo se indicó que en las próximas horas habrá reuniones de opositores para definir si, además de rechazar la facultad dada al gobierno, "se avanza en fijar nuevas retenciones para el campo", en lo que demuestra un escenario parlamentario parecido al del año pasado, cuando se discutió la resolución 125. Tampoco expresan acompañamiento el bloque de los ex aristas de Solidaridad e Igualdad (SI) y su aliado de Proyecto Sur, Claudio Lozano.

Lozano y el jefe del bloque SI, Eduardo Macaluse, se reunieron hoy con las kirchneristas Patricia Vaca Narvaja (vicepresidenta primera de la Cámara baja) y Patricia Fadel (secretaria del bloque K), donde los opositores menos duros propusieron avanzar con otros temas como la pobreza y advertirle a las oficialistas que tienen que buscar "amplios consensos" con el resto de la oposición, es decir incorporar, cambios que requieren otros bloques.

"No somos aliados del gobierno", se despegó Macaluse, en una demostración de que no piensan ser los únicos en acompañar a los K, pero se pronunció a favor de buscar caminos de consensos para resolver la situación, y consideró que "a nadie le sirve aprobar una ley por 129 votos".

Tras la reunión con la presidenta, Rossi se expresó en tono conciliador al señalar que podría acceder a un esquema en que "el Poder Ejecutivo pueda seguir manteniendo la delegación (de facultades) pero solamente en el caso de que decida bajar esos derechos de exportación y que, en el caso hipotético de que pudiese decidir subir esos derechos de exportación, tenga obligatoriamente que enviar una ley al Congreso".

El diputados kirchnerista aseveró, en declaraciones radiales, que está dispuesto "a analizar la prórroga sólo por un año y en ese tiempo crear una comisión para analizar qué facultades el Congreso sigue pensando que deben estar en manos del Ejecutivo y cuáles no".

En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien hoy también se reunió en Olivos con la Presidenta y mañana tendrá mañana una cena con el bloque de diputados oficialista en la sede del PJ nacional, reconoció que la Casa Rosada deberá "regular" sus "propias fuerzas" y "trabajar con circunstanciales aliados" en el Congreso.

Además, mañana, se debe reunir la comisión de Agricultura para definir el tema lechería, ya que la semana pasada no pudo avanzar, y quedará para el recinto la emergencia agropecuaria, respecto al cual oficialismo y oposición tampoco pudieron acordar el monto del fondo que se crearía para atender a los productores afectados por inclemencias climáticas

Comentá la nota