El kirchnerismo fue a buscar el apoyo de Menem, pero fracasó

El kirchnerismo fue a buscar el apoyo de Menem, pero fracasó
"No nos sumaremos a una ofensiva liberticida", contestó el ex presidente.
El ex presidente Carlos Menem, denostado por el kirchnerismo al punto de llamarlo "el innombrable", fue sondeado ayer para que apoye el proyecto de ley de Radiodifusión.

El contacto fue buscado por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien primero habría llamado a Alberto Kohan (amigo y ex polifuncionario menemista) y luego al ex presidente, según pudo averiguar Clarín. Cerca de Fernández confirmaron una conversación con Menem, pero dijeron que fue la semana pasada.

El senador esquivó al jefe de Gabinete y le propuso que conversara con su abogado, Pedro Baldi. Pero fue el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, el que se reunió con el defensor. Baldi fue a escuchar, con la consigna de no alentar ninguna expectativa.

La fuente consultada reveló que también el año pasado, en el debate por las retenciones, el oficialismo presionó a Menem para lograr su apoyo. "Ni ebrio ni dormido", respondió, y votó en contra.

Ayer, en diálogo con Clarín, Menem recordó las críticas de los medios a su gestión, pero destacó que "un presidente debe soportar hasta excesos en el ejercicio de la libertad de prensa antes que sofocarla, como hizo este Gobierno".

"Si algo faltaba para desnudar el sentimiento de los Kirchner hacia la prensa, basta ver el desembarco de la AFIP ayer en Clarín. No les interesa la libertad de prensa, ni les preocupa el progreso de los medios. Lo único que los guía es un control tiránico sobre la opinión y las libertades ajenas. Por algo admiran a Hugo Chávez y a Rafael Correa". Además, difundió una carta en la que subrayó que "en modo alguno vamos a sumarnos en Argentina a iniciativas emparentadas con esas políticas liberticidas. Queremos una nueva ley de medios democrática, por la libertad y sin monopolios. Démonos el tiempo necesario para aprobar una norma sin presiones de ningún tipo".

Comentá la nota